"Son unos mercenarios"



El presidente Kirchner reclamó ayer a la Justicia "que proceda como corresponde" ante los grupos que causaron desmanes durante la IV Cumbre de las Américas en Mar del Plata, sucesos que atribuyó a "mercenarios que ejercen la violencia" e intentan "enturbiar la convivencia".

Por su parte, el gobernador Felipe Solá volvió ayer a defender el operativo de seguridad montado en Mar del Plata y tras desestimar las denuncias de vecinos sobre una supuesta "zona liberada", relacionó los incidentes con "grupitos de muchachos a los que les pagan para hacer eso" y que "una semana antes" generaron los disturbios en la estación de trenes de Haedo.

De esta manera, Kirchner y Solá relacionaron por primera vez desde los incidentes que el pasado viernes 4 en Mar del plata a grupos "violentos" que quieren "enturbiar la convivencia nacional", aunque ninguno de los dos mencionó los nombres de agrupaciones políticas concretas.

Durante su reclamo a la Justicia, el primero de carácter público tras los inci

dentes del viernes último, el Presidente advirtió que "no puede ser que alguien que tenga una molotov en la mano esté de vuelta en la calle", y subrayó: "Los argentinos quieren vivir en paz".

El pasado viernes 4, mientras Kirchner pronunciaba su discurso en la Cumbre, a unas 15 cuadras un grupo de manifestantes que protagonizaban una marcha anti-Bush, generaban violentos incidentes que terminaron con más de 60 detenidos y decenas de negocios rotos e incendiados con bombas molotov. Kirchner remarcó que "estos grupos que predican la violencia y que tienen mucho espacio en los medios, son grupos que tienen cero voto".


Comentarios


"Son unos mercenarios"