Sonido cerca de los dedos

Cuando llegó el iPhone, ya sabíamos que se avecinaba una ola de productos con touchscreen. LG se sube a la ola y nos trae un reproductor MP4 cuya pantalla no tiene nada que envidiarle al teléfono de Apple.

El reproductor es compatible con el estándar de almacenamiento masivo, con lo cual cualquier Windows moderno lo reconocerá como si fuera un pendrive. Este es un reproductor MP4, por lo que podremos ver nuestros videos, fotos y textos. Además, es compatible con los formatos MP3, WMA, OGG y WAV. También posee dos sencillos juegos basados en Flash. La batería tiene un rendimiento máximo de 20 horas para música y de tres horas para video. Su pantalla es de gran calidad.

El menú principal nos muestra todas las opciones en forma de rueda. Para evitar la activación de una función por equivocación, el reproductor suele requerir que confirmemos dos veces nuestra selección, ya que las pantallas táctiles todavía no tienen la misma precisión que la que tendrían unos botones o un mouse.

Nos parece bastante poco acertado el método para subir y bajar el volumen: hay que presionar una opción que sólo está disponible en la pantalla de reproducción. Si elegimos un tema mientras escuchamos otro, no podremos cambiar el volumen sin volver a la pantalla de reproducción.

 

Reproducción

 

La calidad de reproducción es impecable. La mayoría de los reproductores traen auriculares de mala o regular calidad, pero en este caso LG provee un set de muy buen rendimiento. Tanto los agudos como los graves suenan con fuerza, a la vez que se encuentran balanceados.

Existe también la posibilidad de reproducir radio FM y guardar nuestras estaciones favoritas en los canales que nos ofrece el equipo (hasta 20). Una de las formas más curiosas de manejar los controles de reproducción es mediante un sistema similar a los "mouse gestures", que los usuarios de Opera conocen. El reproductor divide parte de la pantalla en seis o nueve cuadrados y, según la forma y el orden en que toquemos los cuadrados, daremos distintas órdenes a nuestro equipo LG.

 

Software

 

El software que acompaña el reproductor es un tanto rústico. Si bien la conversión de archivos de video fue sencilla y transparente, el software incluido para administrar nuestros archivos no es de lo más cómodo que hay, y probablemente a esta altura ya tengamos nuestra colección en un programa de tipo iTunes.

Actualizar el firmware es muy sencillo: simplemente hay que copiar unos archivos al reproductor, y cuando desconectemos el cable USB, se nos preguntará si deseamos realizar la actualización.

Se trata de un reproductor cuya interfaz nos puede resultar incómoda al principio, pero al poco tiempo podremos manejarnos sin problemas con esta "nueva" forma de movernos entre las opciones.


Comentarios


Sonido cerca de los dedos