Soria y ATE fueron a la Justicia




ROCA (AR).- Mientras el intendente Martín Soria amplió su denuncia y aportó pruebas para negar que haya existido un supuesto intento de atropellar a una dirigente sindical, delegados del gremio ATE se presentaron a la Justicia y denunciaron al jefe comunal por las “amenazas y palabras discriminatorias” que habrían lanzado contra una trabajadora. Los fuertes cruces que comenzaron el lunes entre el titular del Ejecutivo y los dirigentes del gremio, tuvieron su correlato el miércoles en distintos ámbitos. Por un lado, Soria hizo circular un video donde se puede observar –según explicó el propio intendente– que en ningún momento existió un riesgo para la dirigente sindical al momento de estacionar su auto frente al municipio. “Me parece que estamos ante una nueva provocación y un nuevo papelón de ATE. Por eso vamos a exigirle a los jueces que actúen rápidamente contra estos malos gremialistas”, dijo Soria. Explicó que no tiene nada en contra de los sindicalistas pero “sí contra de estos que verdaderamente están generando provocación y disturbios en la ciudad”. Pero desde el gremio que a nivel local conduce Rosa Ñanco, redoblaron la apuesta y centralizaron toda la atención en el segundo incidente ocurrido el lunes pasadas las 19. A esa hora, dos dirigentes sindicales intentaban ingresar al edificio de calle Mitre cuando se cruzaron con Soria. Según contó la dirigente Marta Castillo, el intendente la habría tratado de “india de mierda y negra de mierda”. Ñanco confirmó que frente a esta situación decidieron presentarse ante la fiscalía 2, donde radicaron la denuncia penal en contra del actual jefe comunal.


Comentarios


Soria y ATE fueron a la Justicia