Sorpresa para la policía: la carga de pañales no estaba

La aparición del camión asaltado en Casa de Piedra con las lonas cubriendo el acoplado hizo creer que se había recuperado la carga. Sin embargo, ayer trascendió que se llevaron todo.



VILLA REGINA / ROCA (AVR / AR).- La aparición en Villa Regina del camión abordado el viernes por piratas del asfalto, con sus lonas cubriendo totalmente el semirremolque, hizo presumir a la policía que los 30.000 pañales de carga no habían sido robados. Sin embargo, ayer trascendió que el acoplado se encontraría totalmente vacío y los responsables del asalto dejaron todo como antes para no despertar sospechas al momento de abandonar el vehículo.

De esta manera, el grupo que irrumpió en cercanías de Casa de Piedra y mantuvo cautivo al chofer del camión durante nueve horas habría burlado todos los controles para apoderarse del contenido de los 17 pallets, valuados en algo más de 13.000 pesos, según fuentes policiales.

La víctima del atraco, identificada como Néstor Jorge Pérez de 44 años, fue dada de alta ayer en el hospital de Ingeniero Huergo y hasta anoche participaba en la zona norte rionegrina de la reconstrucción de los hechos junto a personal de distintas dependencias policiales.

Su camión fue trasladado hacia la sede de Tránsito en Roca, donde se aguardaban pericias para confirmar si efectivamente la gran carga de pañales no está donde creían los investigadores.

Según confirmaron médicos del hospital de Huergo, Pérez no presentaba ningún tipo de lesión, y solamente permaneció internado hasta ayer al mediodía por el shock emocional que sufrió.

Al mismo tiempo que la víctima se reponía, se conocieron mayores detalles sobre la odisea que vivió durante las nueve horas en las que permaneció retenido, hasta que fue liberado en cercanías de Ingeniero Huergo, donde a las 20.10 del viernes radicó la denuncia por el hecho que vivió.

Así fue como se confirmó que fue abordado a las 11 de la mañana del viernes y liberado cerca de las 20, mientras que el camión fue hallado a las 20.30 pero en Regina. Esta enorme diferencia de tiempo es suficiente para que los ladrones que lo secuestraron vaciaran la carga del acoplado, que tenía como destino final la capital de Neuquén.

Según se pudo saber ayer, Pérez fue abordado por sujeto armados en sobre la ruta 6 en cercanías de Casa de Piedra, fue bajado del camión, le vendaron los ojos y lo introdujeron dentro del utilitario con el cual detuvieron la marcha de su rodado.

Durante las nueve horas que permaneció secuestrado, el vehículo circuló por distintos lugares, hasta que cerca de las 20 del viernes, lo abandonaron en un camino rural de Huergo próximo al balneario municipal. Allí consiguió que desde una chacra lo trasladaran hasta la comisaría 16 de Huergo, donde radicó la denuncia.

Por otra parte, fuentes policiales estimaron que el camión fue abandonado en Regina varias horas antes de que Pérez radicara la denuncia, ya que según trascendió el motor del vehículo se encontraba frío. Del mismo modo, si bien durante la noche del viernes personal del gabinete de criminalística realizó diversas pericias sobre el camión, recién ayer por la mañana se habría establecido que el acoplado estaba vacío, aunque permanecía con la lona cubriendo la totalidad del acoplado.


Comentarios


Sorpresa para la policía: la carga de pañales no estaba