Sorpresiva "trepada" de Alan García

Las últimas encuestas en Perú muestran que está alcanzando al favorito Toledo



LIMA (Reuters) - A seis días de las elecciones, la arremetida en los sondeos del ex mandatario y ahora candidato a la presidencia Alan García no sólo ha asustado a su contendor, sino también a los inversores, dijeron ayer analistas y ejecutivos.

El domingo, último día permitido para difundir sondeos, un estudio de la consultora privada Apoyo otorgó el 41 por ciento de la intención de voto al centrista Toledo y un sorpresivo 38% al socialdemócrata García. Otros sondeos muestran diferencias mayores -entre 8 y 15%-, pero confirman la tendencia ascendente de García de la mano de una baja de votos en blanco o viciados.

Mientras Alejandro Toledo ve que se le puede escapar de las manos un triunfo que se le otorgaba como seguro, los inversores temen que García, si gana los comicios del 3 de junio, vuelva a empujar a Perú a la crisis económica, como lo hizo entre 1985 y 1990, explicaron.

"Si García gana espero reacciones negativas de inversores y consecuencias inmediatas a la economía por presiones al sistema financiero y el tipo de cambio", dijo Oscar Jasaui, gerente de la clasificadora Pacific Credit Raiting en Perú. Agregó que "lamentablemente García genera muchas dudas pese a sus promesas de cambio y mayor experiencia para gobernar, por lo que de ser elegido debería por un tiempo dar varias señas de confianza para recibir el visto bueno".

García, considerado el "mal mayor" entre dos candidatos que no han logrado generar una gran confianza, estuvo asilado por casi nueve años en Colombia y es recordado por dejar Perú tras su gobierno con una crisis que dejó un saldo acumulado de dos millones por ciento de inflación al final de su gestión.

Perú enfrenta una aguda crisis que impediría, según analistas, crecimiento mayor al 1 por ciento este año -debajo de una meta de 2 a 3 %- y atraer inversión, que de crecer al ritmo del 10 % en 1998 desaceleró a 6 y 3 % en 1999 y 2000, respectivamente.

El tono moderado de García y las ofertas para solucionar los agudos problemas de los pobladores más pobres parecen haber encontrado eco y haberle dado una segunda oportunidad, mientras Toledo gasta su tiempo en ataques personales a su adversario, según analistas.

Pide un nuevo debate

Lima (EFE).- Alejandro Toledo argumento ayer que "ya no hay tiempo" para un segundo debate con Alan García, aunque el candidato aprista insistió en su celebración para incrementar la confianza del electorado en ambos candidatos, que se enfrentarán en en una segunda vuelta el próximo domingo.

Toledo se ha excusado diciendo que su agenda esta llena de compromisos electorales en distintos puntos del país. Jorge del Castillo, congresista y secretario general de la centroizquierdista Alianza Popular Revolucionaria Americana (APRA), partido de García, reiteró por su parte la propuesta para un nuevo debate hecha por su candidato.

Según la mayoría de los sondeos de opinión especializados, Alan García superó ampliamente a Alejandro Toledo en el celebrado el pasado 19 de mayo.


Comentarios


Sorpresiva "trepada" de Alan García