Sospechan de empleados del Banco Nación

La presidenta de la entidad declaró en la causa por el robo a las cajas de seguridad. Le llevó al juez la nómina de los empleados que tienen acceso al sector. Confirman que hubo violencia.





BUENOS AIRES (Télam/ DyN).- Varios empleados del Banco de la Nación Argentina sospechados de haber participado del robo de cuatro cajas de seguridad de la entidad serán sometidos a una investigación "exhaustiva", que incluirá un seguimiento de su posible crecimiento patrimonial.

La decisión fue adoptada por el juez federal Norberto Oyarbide y el fiscal Carlos Cearras, luego de escuchar ayer la declaración como testigo de la titular del BNA, Felisa Miceli, quien les entregó una nómina de los trabajadores que tienen acceso a las bóvedas donde se encuentran los cofres.

"La sospecha está en cada uno de ellos", remarcó el magistrado, quien una vez que reúna distintos elementos de prueba citará a los empleados, ya que tiene la certeza de que alguno pudo haber entregado información sobre el contenido de las cajas y facilitado el acceso a la bóveda.

Oyarbide, que investiga si detrás del robo hubo "empleados infieles" y en los próximos días interrogará también a los damnificados por el saqueo, anunció que realizará una inspección ocular en el subsuelo de la casa matriz del Nación, donde se produjo el hecho.

La inspección se realizará hoy, dijeron a DyN fuentes judiciales que explicaron que, en la audiencia, Miceli entregó al juez una serie de documentos entre los que figuran dos listados: la nómina de personal bancario con acceso a las cajas de seguridad y el detalle de clientes que, por ser dueños de cofres, circularon por ese espacio del banco la semana pasada.

"Ha quedado totalmente demostrado que las cajas de seguridad fueron violentadas. Aquí no hubo réplicas de llaves. Se usaron objetos metálicos como barretas" para acceder a los objetos de valor confiados al banco, dijo el juez.

En una audiencia que duró apenas 40 minutos, Miceli declaró como testigo ante Oyarbide, a quien presentó la nómina de empleados (con un detalle aparte de quienes tienen acceso al área de los cofres), el reglamento sobre las cajas de seguridad y una serie de formularios que forman parte del procedimiento para el paso a los boxes.

El fiscal Carlos Cearras quiso saber si Miceli considera que pudo existir una maniobra para perjudicarla políticamente, a lo que la titular del banco respondió que no, que cree que el saqueo fue un hecho delictivo común aunque mencionó que, recientemente, hubo despidos en la entidad.

Fuentes del Banco Nación ratificaron que la entidad, cuya casa matriz está ubicada a metros de la Casa de Gobierno y la SIDE, dispone de 11.300 cajas de seguridad.

Oyarbide, en tanto, dijo a la prensa que está "recabando toda la información de quiénes son todos los empleados que pueden tener acceso" a las cajas de seguridad.

Una de las hipótesis que transitan los investigadores apunta a la posible responsabilidad de "empleados infieles", pero esa no es la única línea que analizan el juez y sus colaboradores.

"Los campos para investigar son muy amplios. Lo que tengo que trabajar ahora es el ámbito de responsabilidad, quién o quiénes fueron los culpables", dijo Oyarbide.

Y confirmó que "en una caja de seguridad había ciento y fracción de miles de dólares y en otra alrededor de 40 mil euros".

Los investigadores analizan filmaciones realizadas por las cámaras de seguridad del banco, que de todas maneras "no tienen una visión de todo el lugar" donde están las cajas de seguridad. Aún se ignora "cómo ingresaron al lugar" los autores del saqueo, que fue detectado por una clienta el viernes pasado, se indicó.


Comentarios


Sospechan de empleados del Banco Nación