Sospechan que digitan concursos para designar jueces

La postulación de la esposa del fiscal de Estado para jueza despertó dudas. El Colegio de Magistrados denunció que cambiaron ilegalmente la prueba de oposición escrita y ya no piden la redacción de una sentencia. Las sospechas apuntarían al representante del Colegio de Abogados en el Consejo de la Magistratura, Francisco Marull, quien debió excusarse.



LA PAMPA

En La Pampa, mientras el abogado Francisco Marull aseguró que no hay razones para excusarse en el concurso judicial al que se presentó la abogada Eugenia Schijvarger, el presidente del Consejo de la Magistratura, Eduardo Fernández Mendía optó por no hacer declaraciones públicas sobre la denuncia del Colegios de Magistrados y Funcionarios respecto a un cambio ilegal en el procedimiento para seleccionar candidatos para jueces. En el Frepam convocaron al presidente del Colegio para que informe en detalle sobre la denuncia.

La mayoría de los integrantes del Consejo de la Magistratura de La Pampa se mantienen en silencio luego que el Colegio de Magistrados señalara, a través de una nota al Superior Tribunal de Justicia, una irregularidad que pone un manto de sospecha sobre el desarrollo de los procesos para la selección de los jueces pampeanos.

En la Legislatura

En el ámbito legislativo el tema repercutió rápidamente. La diputada justicialista pampeana Patricia Lavín -representante de este Poder en el Consejo- delegó en el juez superior Fernández Mendía la realización de las declaraciones públicas, mientras el diputado Mariano Fernández, también del bloque mayoritario, opinó que el sistema anterior beneficiaba significativamente a quienes ya están dentro del Poder Judicial por contar con la experiencia para redactar una sentencia sobre un caso ya ocurrido. Con aquellas personas que no han pasado por el ámbito judicial, el requisito juega en contra, argumentó. Es decir, evaluó el legislador, se da una situación que favorece a quienes ya están dentro del Poder Judicial.

En el bloque del Frente Pampeano Cívico y Social (Frepam), el diputado Carlos Bruno expresó la preocupación de la bancada por el tema y anticipó la decisión de convocar a Miguel Angel Vagge, presidente del Colegio de Magistrados, para conocer la situación con más detalle. La visita se concretará en las próximas horas.

Revista especializada

Ayer, el abogado Francisco Marull detalló mediante un escrito su relación con la abogada Schijvarger y consideró que no hay elementos que justifiquen su apartamiento del proceso de selección. La actuación de Marull en el Consejo de la Magistratura -donde representa a los abogados de la matrícula- fue señalada por voceros judiciales que reprocharon su presencia en ese lugar siendo que tiempo atrás compartió la autoría de un artículo científico con una de las postulantes que ahora está evaluando.

En primer lugar, Marull defendió su actuación en este y otros concursos, en los que se desempeñó “sin objeción alguna”, sostuvo. Respecto a la nota del Colegio de Magistrados sobre el cambio en el procedimiento, el abogado remarcó que la misiva en ningún momento lo menciona.

“Ahora bien -añadió-, en dichas publicaciones (artículos periodísticos de ayer martes 21 de octubre de 2014) se afirma que alguien habría dicho que en el último de los concursos llamado para cubrir un cargo de Juez de la Audiencia de Juicio de la 1° Circunscripción Judicial yo debería haberme excusado por haber escrito un artículo de divulgación académica junto a una de las postulantes” -la titular de la Oficina Judicial, María Eugenia Schijvarger-. “Efectivamente hace ya más de dos años una revista científica especializada en reformas procesales me pidió escribiera un artículo sobre el funcionamiento de las oficinas judiciales en La Pampa”.

“Así, por el conocimiento que tenía en aquel momento de la abogada María Eugenia Schijvarjer como Jefa de la Oficina Judicial local y quien suscribe como litigante del foro local, invité a la nombrada a describir su experiencia en la gestión de la oficina a su cargo y por mi parte me limité a efectuar una introducción respecto del estado del proceso de reforma en la provincia. Esa, más el conocimiento y trato que tengo de la misma por ser docente en la misma Facultad pero en distintas cátedras, es toda la vinculación que me une con la abogada Schijvarger”, remarcó el profesional.

Ese vínculo de ninguna forma justifica su apartamiento del proceso de selección, aseguró. De hecho, la ley orgánica del Consejo de la Magistratura, ley provincial 2.600, no menciona en su artículo 15 ninguna posibilidad que se acerque a ésta.

“No debo excusarme”

“Demás está decir que ninguno de los supuestos en cuestión se corresponde con el vínculo que mantengo con la abogada Schijvarger -indicó Marull-, a quien conozco y trato con la misma frecuencia y cercanía que a la mayoría de los empleados y abogados del fuero penal de nuestra ciudad”.

“Al aceptar la función que me fuera encomendada, he asumido el compromiso de cumplimentar con los mandatos que se desprenden de la Constitución Provincial con todas las obligaciones y deberes que de los mismos se derivan, por lo que no debo, ni puedo excusarme de ellos, salvo que se diera alguna de las causales expresamente previstas en la norma reseñada, lo que no ha ocurrido en el presente caso”, concluyó el abogado.

La hija de Campo primera en un concurso en Pico

Las sospechas que en Santa Rosa tiene el Colegio de Magistrados sobre la posibilidad de que puedan digitarse concursos en el Consejo de la Magistratura son las mismas que por estas horas tienen no pocos integrantes del foro piquense en relación a un concurso donde resultó primera María V. Campo, hija del ex vicegobernador de la provincia, Luis Alberto “Cacho” Campo.

El concurso se llamó para la cobertura de dos cargos de fiscales en la Segunda Circunscripción Judicial donde se presentaron nueve postulantes.

La hija del ex vicegobernador vernista -que actualmente es la jefa de la Oficina Judicial piquense- fue una de ellas y logró el más alto puntaje que otorgó el consejo de la Magistratura integrado para la ocasión por el ministro Eduardo Fernández Mendía por el Superior Tribunal, la diputada justicialista Patricia Lavín por el Poder Legislativo, el ministro Leonardo Villalba, por el Poder Ejecutivo y el abogado Julio Ballari por la matrícula.

El consejo evaluó que Campo obtuvo 24,90 puntos mientras que otorgó a Maximiliano Boga Doyhenard 22,50 y a María Soledad Forte 20,40. Luego le siguieron Damián Campos con 18,30, Andrina Montes con 17,40, Natalia Mariani 16,50, Vanina Galván 15,60, Alicia Loscertales 13,50 y Maraia Pregno 12,60.

El resultado del concurso despertó suspicacias en General Pico donde la filiación de la primera postulante no es un dato que pueda soslayarse luego de las sospechas de digitación de cargos que por estas horas cuestionan al Consejo de la Magistratura.

Abogados piquenses no dejaron de notar las similitudes entre este caso y el que en Santa Rosa ha sido apuntado por el Colegio de Magistrados. En ambos han salido favorecidas dos mujeres emparentadas con el poder político: en Santa Rosa, María Eugenia Schijvarger, la mujer del fiscal de Esado y en General Pico María V. Campo, hija del ex vicegobernador. Ambas mujeres son las titulares de las Oficinas Judiciales, un reciente invento de la arquitectura judicial pampeana. En el caso de Schijvarger, se considera que su evaluador, Francisco Marull, debió excusarse a partir de ser ambos coautores de artículos publicados en revistas especializadas.

“Advertimos que se cambió la forma”

El presidente del Colegio de Magistrados de La Pampa, Miguel Vagge, afirmó que “no objetamos la imparcialidad ni la conducta de consejeros ni concursantes” luego de la nota enviada al Superior Tribunal de Justicia en la que se cuestionó la legalidad de los concursos para el ingreso de jueces y funcionarios al cambiarse la forma de evaluar a los postulantes eliminándose la exigencia de realizar una sentencia sobre un caso concreto pese a que la ley taxativamente lo exige.

Vagge indicó que todavía no recibieron una respuesta del máximo tribunal. “Lo que hicimos fue una presentación advirtiendo únicamente que se había cambiado la forma de los concursos por una forma de preguntas escritas cuando la ley establece un caso práctico de archivo. No mencionamos en ese escrito a persona alguna”.

“No es por un solo concurso, sino que lo advertimos en otros también”, indicó el magistrado. Sobre la situación del representante del Colegio de Abogados, Francisco Marull, que interviene en la evaluación de los aspirantes a jueces, dijo que “la excusación e inhibición está en el Código Procesal Penal, pero es de carácter personal y subjetivo. Si él considera que no habría subjetividad en la evaluación, que siga adelante. Es una cuestión personal”.

Vagge además comentó que “la creación del Consejo de la Magistratura ha sido un avance importante en los poderes judiciales, como fue en el nuestro, lo que permite que cualquier persona encuadrada pueda concursar. Las instituciones son perfectibles, mejorables, pero estoy convencido que su puesta en marcha fue un avance”.

Fuente: La Arena de La Pampa


Comentarios


Sospechan que digitan concursos para designar jueces