Sri Lanka sufre el peor atentado suicida de su historia: 102 muertos

Los fallecidos y los más de 150 heridos del convoy de autobuses militares en el que se trasladaban marineros ceilaneses fue atacado con un camión-bomba por rebeldes de los Tigres Tamiles en el centro del país, que reclaman la autonomía de una zona de la nación.



#

El atentado podría dificultar aún más el proceso de pacificación del país.

COLOMBO (AFP) – El peor atentado suicida en la historia de Sri Lanka dejó por lo menos 102 soldados muertos y más de 150 heridos cuando presuntos kamikazes de los rebeldes Tigres Tamiles se lanzaron en un camión bomba contra varios autobuses llenos de personal de la marina.

El camión estalló cerca de una veintena de autobuses repletos de marinos ceilaneses en el distrito de Trincomalee (170 km al noreste de Colombo), anunció la policía. “Tenemos 98 cuerpos de marinos y 120 están siendo atendidos”, dijo Kanchana Perera, médico del hospital Dambulla.

Cuatro marinos más murieron al ser transportados a otro hospital. Otros 30 fueron llevados a diferentes centros de salud, añadieron los funcionarios.

El Ministerio de Defensa dijo que unas 340 unidades de la marina de Sri Lanka se encontraban agrupadas en el lugar de la potente explosión. “El convoy naval estaba compuesto por 24 autobuses y se hallaba en el sitio de encuentro de Digampatana cuando ocurrió la explosión” dijo el ministro. La policía dijo que 15 autobuses fueron afectados por la explosión y dos de ellos recibieron el impacto directo.

“Este ataque brutal contra marinos desarmados” prueba que los Tigres de Liberación del Eelam Tamil no están interesados en negociar la paz, estimó el portavoz del gobierno para la Defensa, Keheliya Rambukwella. El gobierno y la policía sospechan que los Tigres Tamiles fueron los responsables del atentado, pero éstos no lo han reivindicado. En 1987, el primer atentado suicida de los Tigres Tamiles con un camión bomba mató a 40 soldados. Hasta el lunes, su mayor atentado suicida, perpetrado en 1996 frente al Banco Central de Colombo, había dejado un saldo de 91 muertos y 1.400 heridos.

Sri Lanka es víctima de un nuevo baño de sangre pese a que el gobierno y los rebeldes acordaron reunirse en Suiza el 28 de octubre para reabrir las negociaciones de paz bajo los auspicios de Noruega.

El miércoles pasado, violentos combates en el norte de la isla dejaron un saldo de 133 militares y 22 rebeldes muertos. Unos 515 soldados resultaron heridos en la batalla, en la cual Sri Lanka sufrió sus mayores pérdidas militares desde el 2002.


Comentarios


Sri Lanka sufre el peor atentado suicida de su historia: 102 muertos