Stornelli admitió que es "serio y viejo" el problema de la inseguridad

No obstante, el ministro bonaerense destacó el "esfuerzo" para superar la crisis.

BUENOS AIRES (DyN) - El ministro de Seguridad bonaerense, Carlos Stornelli, admitió ayer que "es serio" y "viejo" el problema de inseguridad en la provincia, aunque destacó que su cartera está

haciendo "un esfuerzo enorme" para revertir la situación.

El funcionario sostuvo que su objetivo es "volver a una fuerza confiable", a la vez que insistió en señalar que no es "partidario del vecino armado, (porque) eso puede producir más desgracias que otra cosa", en referencia a los ciudadanos de Tres Arroyos que se armaron contra el delito.

"Queremos volver a una fuerza confiable y el problema (de la inseguridad) es serio, es viejo, (pero) el esfuerzo que estamos haciendo es enorme y vamos a estar encima de cada uno de los problemas", manifestó Stornelli en declaraciones a radio Mitre.

El funcionario se refirió a la situación de las localidades bonaerenses de Tres Arroyos y Junín, cuyos vecinos se manifestaron alarmados por la ola de inseguridad que los afecta e, incluso, realizaron diversas movilizaciones para llamar la atención de las autoridades.

"El caso de Tres Arroyos atañe casi estrictamente al cuestionamiento del poder político local respecto de algunos funcionarios judiciales y no con la Policía", explicó. En cuanto a Junín, especificó, se trató de "una protesta que hicieron los vecinos del microcentro por una serie de robos, que creo que fueron cinco, consistente en cerrar los negocios por una hora".

"De todos modos, nosotros estamos encima del problema", subrayó Stornelli y al destacar la reunión que recientemente mantuvo con el intendente Mario Meoni, dijo que "estamos en vías de paliar algunos de los problemas operativos que tenía la policía de Junín y el lunes vamos a estar allá con algunas respuestas".

Cuando se le preguntó qué política llevará adelante para enfrentar la problemática de la inseguridad, el ministro puntualizó que "la política está basada en la prevención" y la preparación e instrucción de los agentes policiales.

"Estamos duplicando el tiempo de instrucción policial", señaló y abundó que "todo esto en el marco de un estricto control del accionar policial". Sobre este punto, Stornelli agregó que "básicamente queremos controlarlos, queremos volver a una fuerza confiable".

En relación a las quejas de la ciudadanía sobre una presunta disminución de uniformados en los distintos barrios, el funcionario replicó que "la policía está trabajando intensamente". Para reforzar sus dichos, dio como ejemplo que la fuerza de seguridad provincial "hizo más procedimientos en estos últimos dos meses que en todo el año 2007", y destacó que "hay un gran trabajo del equipo y de la plana mayor en tratar de motivar" a los miembros de la institución.


Comentarios


Stornelli admitió que es «serio y viejo» el problema de la inseguridad