Sturzenegger: “Miguel Galuccio ha sido un gran lobbista”

El economista del Pro aseguró que el titular de YPF logró una ley de hidrocarburos a medida, relegando a las provincias de importantes recursos.



#

ENTREVISTA EXCLUSIVA

El diputado nacional del Pro, Federico Sturzenegger, dio las pautas económicas que tomarán si llega Mauricio Macri a la presidencia de la Nación. Dólar blue, cepo cambiario, economías regionales, educación, YPF entre los temas de conversación.

–¿Piensan eliminar el cepo cambiario?

–Por supuesto.

–¿Cómo?

–Sencillo. Para nosotros la eliminación del cepo es una cosa rápida, casi inmediata. Económicamente hablando, es un símbolo de la Argentina enferma. De hecho, desde que se puso el cepo el país dejó de crecer. Las restricciones a las exportaciones son otro de los mecanismos que impuso el gobierno y deben desaparecer.

–¿Qué van a hacer con las retenciones?

–Vamos a eliminarlas en las economías regionales. En los productos de la Pampa Húmeda también, salvo los del complejo de cosecha gruesa (soja, maíz y girasol), que los vamos a bajar de a cinco puntos por año.

–¿Sobre las economías regionales qué cambios proyectan?

–Las economías regionales tienen cuatro variables clave: el tipo de cambio, costos de capital, la logística y la presión tributaria. Hay que buscar en cada lugar la ecuación necesaria para las diversas actividades. Yo creo que, ajustando alguna sobrecarga impositiva y dando señales hacia adelante, en poco tiempo más muchos de los dólares que hoy están guardados saldrán al mercado buscando oportunidades de negocios.

–Liberando el cepo, ¿cuál es el punto de equilibrio para el dólar?

–Va a depender de qué tan rápido el gobierno pueda recuperar la capacidad exportadora del país, de la mejora de productividad que logremos y de otros factores macroeconómicos que permitan liberar el flujo de divisas al país. Con la liberación del cepo y medidas que acompañen al desarrollo, no hay que pensar en grandes saltos sobre la paridad.

–¿No es muy optimista?

–No, soy realista. El tipo de cambio tiene que ser una variable que responda a tu capacidad de producción. Una economía como Suiza, que es hiperproductiva, y allí el tipo de cambio se va a apreciar. Si uno toma en cuenta la economía como Haití, que es poco productiva, entonces vas a tener que pensar en compensarla con un tipo de cambio competitivo. En Argentina se podrá apreciar cuando exista un boom exportador que sea consistente. Debemos aprender de nuestra historia. En definitiva, vamos a tener un tipo el cambio unificado y predecible. Esto sin dudas también va a impactar en forma positiva sobre el costo de capital que hoy paga la Argentina.

–¿Cómo se financia el gasto con la baja de impuestos que propone?

–Con una mejor gestión. La Ciudad de Buenos Aires es un ejemplo de lo que estoy mencionando. Hemos logrados altos niveles de productividad en la mayor parte de los sectores del Estado.

–Aparte de retenciones, ¿qué otros tributos bajaría?

–La inflación, el peor para toda sociedad. También los impuestos al trabajo, que hoy son de los más altos de la región y que están afectando sensiblemente a las economías regionales que tienen alta incidencia de mano de obra intensiva.

–Cuando usted fue funcionario del exministro Cavallo, estos mismos eran los conceptos que se esbozaban. ¿Qué garantías tiene la sociedad de que hoy estos enunciados funcionen?

–Varias. La primera es el liderazgo. Lo distintivo también es la capacidad de gestionar. Mauricio Macri tuvo mucha valentía para tomar decisiones que terminaron por mejorar la calidad de vida de los porteños. Eso se ve a las claras. Y el tercer punto son los valores republicanos con los que cuenta.

–De ser gobierno, ¿Galuccio se mantendrá en YPF?

–Eso lo terminará de definir Mauricio.

–Pero quiero saber su percepción sobre YPF.

–Puedo decir que en estos últimos años las empresas se quedaron con miles de millones de dólares de la renta petrolera de las provincias. No hay que usar las prerrogativas del Estado para reducir la competencia de las empresas públicas. Tampoco hay que buscar ventajas con la fuerza que da el Estado porque esto termina por ser una transferencia de dinero de la gente a la empresa. Nuestro concepto es al revés del que aplica hoy el gobierno con YPF: la empresa pública debe estar al servicio de la gente. Debe someterse a los mayores niveles de competencia.

–Pero eso es lo contrario a lo que hace Galuccio…

–Peor. Si uno mira la gestión Galuccio tiene tres grandes logros. El primero es que pudo convencer al gobierno nacional para que pague el gas de 2,5 a 7,5 dólares por BTU. También consiguió el aumento de combustible por encima del “import parity” que, en un mercado competitivo e integrado, no se puede dar nunca; es decir que es una muestra de abuso de poder dominante por parte de la empresa. Y después logró una ley de Hidrocarburos a medida de las necesidades de YPF, relegando a las provincias productoras de importantes recursos en pos del desarrollo de la estatal. Es decir: Galuccio ha sido un gran lobbista, que le permitió a YPF obtener privilegios y rentas extraordinarias que en otro lugar del mundo no existen. Los accionistas seguramente están muy contentos por las utilidades que logra la empresa, pero salen finalmente de todos los ciudadanos argentinos. (Redacción Central)

Redacción Central


Comentarios


Sturzenegger: “Miguel Galuccio ha sido un gran lobbista”