Suben asignaciones familiares y la universal por hijo

La presidenta hizo el anuncio y habló de mayor inclusión socialy equidad. De todos modos, las medidas son un reconocimiento implícito del impacto inflacionario



La presidenta Cristina Fernández anunció ayer un aumento en los montos de las asignaciones familiares, que en el caso de la universal por hijo pasa de 220 a 270 pesos, un 22,7% más, y se comprometió a seguir trabajando por una Argentina con “mayor inclusión social, equidad e igualdad”.

Anunció también que la asignación por discapacidad se incrementará de 880 a 1.080 pesos, lo cual beneficiará a 3.591.565 niños de hasta 18 años en todo el país, incluyendo las asignaciones a embarazadas.

Al hablar por cadena nacional en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, en la Casa de Gobierno, la presidenta sostuvo que “en épocas de crisis, recortar los fondos a los sectores más vulnerables es hacer añicos el crecimiento” de un país, y sostuvo que esto “no sólo es ético y social, sino que es inteligencia económica”.

Más allá del discurso político con el que la jefa de Estado presentó las medidas, se trata de un reconocimiento implícito de parte del gobierno de un índice de inflación mayor que el publicado por el instituto oficial de estadísticas, que en lo que va del año suma un irrisorio 5,5%.

La asignación universal por hijo, implementada en octubre de 2009, beneficia a 3,5 millones de niños y jóvenes menores de 18 años y es uno de los ejes centrales de la política social de la gestión de Fernández, que busca la reelección en los comicios generales del 23 de octubre.

Cristina afirmó que las mejoras vienen a “cumplimentar una política que constituye uno de los objetivos fundamentales del modelo que comenzó en 2003: la inclusión social” y se comprometió a “seguir trabajando por una mayor equidad e igualdad” para los argentinos.

Los niños deben acudir de manera obligatoria a la escuela y recibir las vacunas que fija el calendario obligatorio para que sus padres puedan cobrar el subsidio. Las embarazadas a partir de la semana 12 de gestación deben cumplir con los controles médicos periódicos.

Recaudos por la crisis mundial

En un contexto de crisis global, Cristina Fernández resaltó la decisión de su gobierno de no recortar el gasto social en contraste con otras naciones que eligieron esa opción para enfrentar los temblores financieros. De todas maneras, fue clara en advertir que la Argentina “no es invulnerable” frente a la complicada situación económica mundial, sin embargo, al instante destacó que una crisis similar “en otro momento hubiera arrasado a la Argentina”.

“Estamos mirando con preocupación lo que pasa en el mundo, esto no nos lleva a estar eufóricos ni decir que somos invulnerables ni que somos intocables, pero sí decir que en otro momento una crisis como esta hubiera arrasado literalmente a la Argentina”, fue la frase completa de la jefa de Estado. (Redacción Central/DyN/AP)

Archivo


Comentarios


Suben asignaciones familiares y la universal por hijo