Subestimarlos, jamás

Las dudas están en la zaga central y el mediocampo.



#

DEPORTES

Fotobaires

Las estadísticas son lapidarias. Con una supremacía enorme a favor de Argentina. 31 veces jugó en la historia ante Bolivia y ganó 22 partidos y apenas perdió seis, todos ellos de visitante. Por eliminatorias, el seleccionado Albiceleste jugó 8 veces de local ante los del altiplano y ganó la misma cantidad. Entonces, ¿por qué Alejandro Sabella aún mantiene el misterio para el partido del viernes en el Monumental?

El respeto impera en el entorno de Alejandro Sabella. El entrenador no puede olvidar que los últimos dos enfrentamientos ante Bolivia terminó con dolorosos golpes para sus dos antecesores: 6-1 en La Paz, con Maradona como DT; y 1-1 en el estadio Único de La Plata, en el debut de la Copa América y con el destituido Sergio Batista en el mando. Gustavo Quinteros, el argentino que dirige a los bolivianos, ya adelantó que su táctica será sencilla, sin demasiados rebusques: se vendrá a defender.

“No voy a guardar nada. Vamos a poner lo mejor que tenemos. No se puede subestimar al rival. Lejos de entrar en polémicas, hay un hecho fáctico: la última vez que jugó Bolivia en el país, el partido terminó 1-1”.

Claro como el agua, Sabella ya tendría decidido que el sistema táctico sea igual que frente a Chile, por la fecha inaugural de las eliminatorias. Un 4-3-3, con dos laterales que ensanchen la cancha y pasen al ataque, como Pablo Zabaleta y Clemente Rodríguez, un par de marcadores centrales –saldrá de Burdisso, Demichelis y Federico Fernández–, un medio en el que Javier Mascherano mantendrá su lugar como ‘5’ de recuperación y un tridente de ataque que conformarán Lionel Messi, Gonzalo Higuaín y el Kun Agüero, éste último reemplazando a Ángel Di María.

En la mitad de la cancha serían cuatro los jugadores que pelearían por los dos lugares junto al ‘Jefecito’: José Sosa, Fernando Gago, Pablo Guiñazú y el Chapu Rodrigo Braña. Por estas horas el cuerpo técnico trabaja en la búsqueda de alternativas, de movimientos ofensivos para quebrar el férreo sistema del seleccionado del altiplano, que sólo tendrá a Marcelo Martins en el ataque.

“Pachorra” sabe que repetirá el 4-3-3 que usó contra Chile, aunque todavía mantiene algunas dudas con los intérpretes del esquema.


Comentarios


Subestimarlos, jamás