Suma malestar la falta de cajeros en la Región Sur

El reclamo lleva años y se amplió con el nuevo contrato.



#

Sólo Jacobacci tiene Banco Patagonia y Nación en la amplia Región Sur.

INGENIERO JACOBACCI (AJ).- La ausencia de entidades bancarias y/o de cajeros automáticos en la mayoría de las localidades de la Región Sur rionegrina es una situación que causa cada vez más trastornos a sus habitantes y los pone en un contexto de iniquidad e injusticia. También afecta a otras localidades de la provincia.

Desde que se privatizó el Banco Provincia de Río Negro, varios pueblos de la zona perdieron la única sucursal bancaria que tuvieron durante años y que les permitía realizar transacciones u operaciones sin tener que recorrer cientos de kilómetros por caminos y rutas que, además durante la mayor parte del año presentan un estado calamitoso, para depositar un cheque, cobrar una pensión o jubilación, etc.

La Región Sur ocupa el 60% del territorio provincial y en ella se distribuyen nueve municipios y más de veinte comisiones de fomento. Su economía, basada principalmente en la producción ovina y minera mueven millones de pesos anuales. A ellos se le suman los empleados públicos, empresas y comerciales. La zona

cuenta solamente con dos sucursales de entidades bancarias Patagonia y Nación ambas en Ingeniero Jacobacci y otros dos cajeros automáticos “dispensadores” en Los Menucos y Valcheta.

La situación obliga a miles de pobladores entre ellos ancianos y discapacitados a tener que trasladarse hasta Jacobacci, Bariloche, General Roca o San Antonio Oeste, en vehículos particulares, combis y hasta en las cajas

de carga de pick up y camiones soportante el viento y el frío, para poder realizar depósitos u otras transacciones que requieren de personal bancario. Inclusive cobrar sus sueldos, cuando la legislación vigente dice que deben hacerlo en su lugar de trabajo.

Hasta su privatización el ex Banco Provincia de Río Negro tenía sucursales en Jacobacci, Maquinchao, Los Menucos y Valcheta, e inclusive construyó el edificio en Comallo donde personal del organismo iba desde Bariloche todas las semanas a atender a los clientes de esa localidad. Pero durante el primer semestre del año 96 tres de las cuatro sucursales de la zona se fueron cerrando y se suspendieron las visitas a Comallo, quedando solamente la de Jacobacci.

Desde entonces, los pobladores y autoridades de los otros pueblos comenzaron a peticionar centros de atención bancaria para no tener que recorrer entre 200 y 300 kilómetros cada vez que deben realizar cualquier trámite bancario. “Es más importante para la población que haya un cajero automático en cada localidad, en vez que los haya en los casinos o salas de juegos” señalan.

En octubre del 2005 el Patagonia decidió instalar cajeros automáticos en Los Menucos y Valcheta en respuesta a la demanda de los pobladores y, principalmente de sus intendentes. A otras localidades, una vez al mes personal del Banco Patagonia concurre sólo a pagar los sueldos de los empleados públicos.

El 1 de noviembre de 2006, antes de que se firmara el nuevo Contrato de Servicios Financieros y Bancarios entre la Provincia de Río Negro y Banco Patagonia SA, un grupo de ciudadanos de Comallo, Fernández Oro, Contralmirante Cordero, Ramos Mexía y Sierra Colorada presentó un recurso de amparo colectivo denunciando la vulneración de los derechos que sufren los empleados públicos provinciales, cautivos del sistema de “bancarización”. El amparo judicial requería además por Maquinchao, Beltrán y Chimpay y, por estos días, es tema de análisis por el Superior Tribunal de Justicia. También lo es el elevado costo que demandaría la puesta en funcionamiento de cinco cajeros automáticos. La provincia debería disponer de 730.000 pesos anuales.

En tanto, los vecinos continúan esperando y padeciendo una situación de desigualdad.


Comentarios


Suma malestar la falta de cajeros en la Región Sur