Suma tensión el conflicto en Zapala



ZAPALA (AZ).- El conflicto entre los subsidiados y monotributistas zapalinos y el gobierno municipal entró en una fase crítica. Mientras los manifestantes insisten en mantenerse apostados frente al corralón desafiando un orden judicial de desalojo, desde el Ejecutivo no aparecen señales de entendimiento que permitan destrabar la discusión. En el medio, los vecinos siguen sufriendo las consecuencias por la presencia de basura y desbordes cloacales sin atender. Ayer se sumó al debate la Mesa por los Derechos Humanos que presentó un durísimo documento donde se cuestiona la realidad social de Zapala. “Con qué cara podemos mirar a conciudadanos que viven con, $600 por mes y quedarnos como si nada pasara, con qué cara podemos mirar a zapalinos que piden estabilidad laboral porque hace más de 10 años trabajan en situaciones de inestabilidad y desamparo, ¿esta es forma de vivir? ¿Ellos son los delincuentes, y los vagos que no quieren trabajar?”, expresó la organización social. En otro tramo apuntaron contra el intendente Edgardo Sapag a quien le reclamaron que “no juegue con la vulnerabilidad de nuestra gente y no discrimine a los trabajadores. Tenga un poco de dignidad aunque sea antes de irse y solucione los problemas sin golpes ni palizas en el medio”. Por otro lado, fuentes judiciales revelaron que se esperaba para las próximas el cumplimiento de la orden elevada a las autoridades policiales de la ciudad. La causa, impulsada de oficio desde la fiscalía de instrucción a cargo del doctor Marcelo Jofré, fue respaldada por una denuncia que presentó el municipio. Finalmente, el juez Oscar Domínguez hizo lugar al planteo y ordenó el desalojo.


Comentarios


Suma tensión el conflicto en Zapala