Suman balanzas para que camiones no rompan rutas

La verificación en Chichinales será las 24 horas.



#

“Los camiones circulan al límite y un poquito más”, sostuvo Montero de Espinosa, titular de Vialidad Nacional en Río Negro.

Archivo

VIEDMA (AV)- El control con balanzas del tránsito pesado se intensificará durante los próximos días en las rutas nacionales que atraviesan Río Negro. La nueva estructura electrónica ubicada a la altura de Chichinales sobre la Ruta 22 comenzará esta semana con la atención durante las 24 horas, con personal recientemente ingresado. Estos equipos controlan el exceso de peso y la incorrecta ubicación de la carga sobre el camión. En algunos casos se puede redistribuir porque esta tipo de balanza pesa el camión completo o eje por eje. A veces está más recargado un eje en comparación de otro y se puede redistribuir. En el caso que no se pueda el camión es retenido en el lugar hasta que otro lo auxilie y se le labra la multa correspondiente. El jefe del distrito Río Negro de Vialidad Nacional, Arturo Montero de Espinosa, sostuvo que “los camiones circulan al límite y un poquito más, pero con este tipo de control se limita esa sobre carga que tanto afecta a las rutas en las que se invierten millones y que pagamos todos”. Adelantó que en la provincia está prevista la colocación de dos balanzas más de este tipo: una en la Ruta Nacional 40 entre Bariloche y El Bolsón y otra en la 23 que atraviesa la Línea Sur. Sobre esta última aún no se define si será móvil o fija. El círculo de control para que se circule con la carga correspondiente se cerrará con la que será colocada en el límite de la provincia con Chubut, en Arroyo Verde, y con la existente en Bahía Blanca sobre la Ruta 3. Pavimentación en el sur Por otra parte, se informó que en la actualidad se trabaja en los 73 kilómetros de la Ruta 23 entre Los Menucos-Maquinchao, donde las últimas lluvias generaron algunos inconvenientes. En este sector está la base imprimada en un 70% y en próximos días comenzará la colocación de carpeta asfáltica, estimando Montero de Espinosa que “antes del invierno podremos tener pavimentado la mitad del tramo desde Los Menucos a Aguada de Guerra con lo que se cubrirán 302 kilómetros y medio, la mitad de la 23”. También se comenzó en el último tramo de la ruta Jacobacci-Bariloche de 200 kilómetros, el más complicado por la geografía. Las cinco empresas que firmaron contrato están montando los obradores e iniciando las tareas previas como las mediciones, reviendo los proyectos, definiendo que hacer en los sectores de ceniza. Esta obra tiene un plazo de ejecución de 24 meses aunque podría extenderse por los efectos de la ceniza. Para finalizar la pavimentación de la Ruta 23 restan estos 200 kilómetros y la carpeta asfáltica de otros 72 kilómetros desde Maquinchao a Jacobacci que será licitado en los próximos meses, confirmó Montero de Espinosa. El funcionario estimó que en aproximadamente tres años toda la ruta que atraviesa la Línea Sur, uniendo el mar con la cordillera rionegrina, está totalmente pavimentada.


Comentarios


Suman balanzas para que camiones no rompan rutas