“Super-Mario” puso a Italia en la gran final



#

Balotelli hizo 2 goles con la Azzurra y eliminó a Alemania. Ahora, España.

eurocopa

¿Qué pasa por la cabeza de Mario? La pregunta se la había hecho el miércoles Cesare Prandelli, y el seleccionador italiano tuvo ayer una de las respuestas posibles: en la cabeza de ese excéntrico e inimitable delantero de la “azzurra” hay gol, mucho gol. “La carrera de Balotelli acaba de empezar”, dijo Prandelli tras el 2-1 sobre Alemania. Los dos goles del atacante del Manchester City le permitieron a Italia clasificarse para la final de la Eurocopa. El domingo definirá el título ante España. “No hay ningún problema con Mario”, repitieron entrenador y compañeros esta semana ante la insistente pregunta de qué pasaba con Balotelli. Y en el fondo tenían razón, al menos ayer, porque el delantero les solucionó el partido, deprimió a una Alemania que comprobó que el trabajo duro y entusiasta no siempre trae réditos. Los germanos habían ganado todos sus partidos en su camino a semifinales. En el primer gol, a los 20’, Balotelli se elevó mucho más que el central alemán Holger Badstuber para cabecear seco a las redes de Manuel Neuer, tras un milimétrico centro desde la izquierda de Cassano. En el segundo, a los 35’, tras recibir un delicioso pase de 40 metros de Montolivo, puso en el ángulo superior izquierdo de Neuer un derechazo más duro aún. En 15 minutos “Súper Mario” se había deglutido a Alemania. “Fue hasta ahora mi mejor noche, pero espero que la del domingo sea incluso mejor. No me importa jugar bien en la final. Sólo espero ganarla”, afirmó Balotelli. “Italia no debe tener miedo a España. No debemos temerles. Sabemos cómo juegan y sabemos que podemos derrotarlos”, aseveró. Este fracaso alemán, en la octava vez en que estos dos gigantes del fútbol se veían las caras en un gran torneo, se suma a la lista de derrotas dolorosas, donde destacan la semifinal del Mundial 2006, donde los germanos eran anfitriones, y la final del Mundial 82, que coronó a la Azzurra.

AP


Comentarios


“Super-Mario” puso a Italia en la gran final