El éxito como fruto del esfuerzo conjunto

Las ideas claves que definen el perfil de trabajo de la empresa: transparencia, modernización y respeto por los actores que la integran, en Roca.

26 ago 2018 - 00:00

Cumplir con el objetivo de estar vigente en el mercado durante 80 años es una tarea encomiable en cualquier ámbito, y resulta mucho más valorable si ese rubro es el frutícola, un sector sometido a constantes crisis económicas propias y ajenas.

Pero la Primera Cooperativa Frutícola lo logró, y en buena forma. Es decir, cumplió ocho décadas en el complejo mercado frutícola, pero no llegó desbalanceada, sino que lo hace en un gran momento puertas adentro del complejo que tiene a la vera de las vías en la zona de Stefenelli.

Allí, unos 180 empleados le dan forma actualmente a una nueva temporada que discurre con la novedad del 80 aniversario de la entidad, y que constituye todo un mérito en los tiempos que corren.

Ahora bien, ¿cómo hizo la Primera Cooperativa Frutícola para lograr semejante objetivo?

En principio hubo una alineación de ciertas variables que podrían explicar en parte el éxito de la compañía.

Entre ellas se pueden mencionar:

-Sólidas gestiones en cargos superiores, los que a lo largo del tiempo supieron mantener una idea rectora sobre cuál era el plan al que apuntaban.

-Una firme cohesión entre los productores que tiran todos para el mismo lado, y que en conjunto supieron afrontar los avatares de una actividad que siempre plantea escenarios complejos. No obstante, los productores nunca bajaron los brazos, ni siquiera en las peores circunstancias.

-Transparencia en los números. Fundamental a la hora de la credibilidad. El efecto derrame siempre fue difícil en fruticultura, pero dentro de la Primera Cooperativa es ley, y ese es un punto clave en la confianza que tienen todos los actores que le dan forma a este emprendimiento.

-Respeto entre los diversos eslabones que integran la cadena. Directivos, productores y empleados tienen en claro cuál es el objetivo que los reúne y por el que todos trabajan en la misma sintonía.

-Actualización permanente de los procesos productivos, con la compra de maquinaria moderna y un mejoramiento de la infraestructura necesaria para funcionar sin depender de factores externos. Lo demuestra la fuerte inversión realizada en cámaras de frío para poder tener fruta a lo largo de toda la temporada.

-Atención constante a lo que requieren los distintos mercados y capacidad de reacción para lograr cambios rápidos, ya sea en variedades o en normas de calidad.

-Asociaciones estratégicas en lo comercial, que le permitieron llegar a mercados externos logrando mejores precios por su producción.

-Producir y comercializar un volumen de fruta manejable con la infraestructura disponible.

La lista es larga y la fórmula parece sencilla, aunque si una de estas variables no está presente el riesgo de no poder seguir en el mercado se acrecienta.

En las páginas de este suplemento podrán verse entrevistas a gente ligada a la Primera Cooperativa Frutícola desde la parte comercial y laboral. Opiniones que reflejan el porqué de la rica historia que nutre a esta empresa, la que lentamente ve aparecer en el horizonte un destino centenario, una bandera que muy pocos emprendimientos tienen el orgullo de poder enarbolar.

“Si no estuviera la red de contención de la Cooperativa a los productores creo que a más del 70% el mercado los hubiera expulsado”.
Alfredo Palmieri, exministro de la Producción de Río Negro.
José Barda, exdirectivo de Primera Cooperativa.
“Una de las deudas que nos quedó fue lograr que los hijos de los productores sigan la cadena productiva, algunos continuaron pero son pocos”.

Seguí informado, suscribite GRATIS a nuestro newsletter

NEWSLETTER

Suscribite a “Noticias del día”Recibí todas las mañanas un correo con toda la información.