Suspenden juicio a Gagliardi



VIEDMA (AV)- Por la ausencia de una de las querellantes fue suspendido el juicio contra el exvicegobernador de Río Negro, Edgardo Gagliardi. Se le imputa el delito de “fraude a la administración pública” ante la detección de pagos de sueldos legislativos a personas que no cumplían funciones en la Legislatura.

Son cinco los hechos incluidos en esta causa que desde hace nueve años se investiga. El proceso se extendió ante los fueros que protegieron a Gagliardi primero como vicegobernador de la provincia y luego como senador nacional. Recién se pudo retomar la causa una vez que el exvicegobernador dejó de ocupar cargos electivos.

De las cinco personas que figuran como prueba en la causa que cobraban sin prestar servicios, dos de ellas -Otilia Ñanculeo y Patricia Baena residentes en Bariloche- se trasformaron en querellantes. Ayer se suspendió el juicio ante la ausencia de la segunda de ellas y sobre quien no hay constancia de su notificación para asistir al juicio.

Los hechos investigados se produjeron entre 1992 y 1995 mientras Gagliardi presidió la Legislatura, como vicegobernador de Río Negro.

La fiscal de Cámara subrogante Adriana Zaratiegui propuso a las partes la realización de un juicio abreviado, cuya aceptación se definía en la audiencia de ayer que finalmente no se concretó.

Uno de los requisitos es que el imputado admita haber cometido el delito que se le imputa con el beneficio de ser condenado a una pena menor a la máxima establecida por el Código para la irregularidad que se le adjudica. También la víctima debe aceptar este sistema.

Si bien el imputado es beneficiado por una condena más conveniente que en muchos casos puede permitir una libertad condicional o salidas transitorias, estas resoluciones son inapelables porque de hecho el autor del delito acepta haberlo cometido.

No obstante la brevedad de la audiencia de ayer ante la suspensión del juicio, los jueces del Tribunal no disimularon el malestar por las declaraciones formuladas por el exvicegobernador en las que destacó que lo que ayer más le importaba era el resultado del partido Boca-Ríver. Los camaristas no fueron los únicos molestos. También lo estaba el abogado defensor Jorge Luis García Osella.

De todas maneras, Gagliardi se tomó el avión hacia el Monumental.


Comentarios


Suspenden juicio a Gagliardi