Suspenden por 120 días ejecuciones hipotecarias

El Senado las prorrogó a la espera de una ley.

BUENOS AIRES- El Senado convirtió ayer en ley, por unanimidad, el proyecto que prorroga por 120 días la ejecución de las deudas hipotecarias para el caso de vivienda única y familiar, en la primera sesión de la Cámara tras las últimas elecciones legislativas.

El proyecto -aprobado el 28 de setiembre en Diputados por el accionar del duhaldismo, el ARI, el socialismo y otros partidos opositores- contó ahora con el aval del kirchnerismo que en la Cámara Baja no había bajado al recinto para evitar el quórum. La iniciativa contó con la adhesión de los 52 senadores presentes.

El oficialismo, hasta ahora, estaba a la espera de un proyecto alternativo que viniera del Ministerio de Economía, que todavía no llegó, mientras en las puertas del Senado un grupo de deudores hipotecarios mantenía desde hace dos semanas su reclamo para la solución de su problema.

Al inicio de la sesión, el jefe del bloque de senadores justicialistas, Miguel Angel Pichetto, pidió el tratamiento "sobre tablas" del referido proyecto que hasta antenoche no estaba contemplado en la agenda parlamentaria. La inclusión se tomó finalmente ayer a la tarde en una nueva reunión de jefes de bloque, aunque antenoche hubo un llamado del jefe de Gabinete, Alberto Fernández, a Pichetto para que el tema fuera tratado ayer, consignó una fuente partidaria.

Tras señalar que aún "está pendiente la decisión de la Corte sobre el tema de la pesificación", el senador rionegrino reiteró que la Ley votada ayer "abre un espacio de tiempo para que el Poder Ejecutivo y el Ministerio de Economía trabajen en una solución de fondo".

La intención es "buscar una alternativa definitiva al problema de los deudores hipotecarios", sostuvo Pichetto, quien aclaró que la medida tratada "no es una prórroga por tiempo indefinido".

"Se trata resolver los problemas de los deudores hipotecarios bancarios y de los denominados de escribanía, es decir los que quedan afuera del sistema bancario", detalló el legislador.

El radical disidente Rodolfo Terragno calificó, a su turno, como "un modelo de petición"

la modalidad del reclamo efectuado por los deudores ante el Senado y destacó que con esta ley se defiende "la vivienda única familiar" de quienes ya se habían acogido "a una ley sancionada por este Congreso que están al día con el fondo fiduciario".

En ese sentido, varios deudores a pesar de haber estado en regla con su pagos al Fondo Fiduciario, creado para ayudar al pago de las deudas, igualmente fueron ejecutados.

El socialista Rubén Giustiniani dijo ser "consciente que hace falta una solución de fondo" al problema sobre todo después del "cataclismo que vivió el país en 2001", pero afirmó que le "parece fundamental que el Estado tenga que ir asistir a toda esta gente que tiene este problema".

El proyecto beneficia a alrededor de ocho mil deudores de entidades no bancarias.

La iniciativa, que suspende por 120 días corridos las ejecuciones hipotecarias de viviendas únicas, fue resistida en principio por el ministro de Economía, Roberto Lavagna, quien impulsaba la herramienta del fondo fiduciario por el cual el Banco Nación se desempeña como intermediario entre el acreedor y el deudor.

Sin embargo, ese instrumento avalado por Lavagna fue rechazado por la Justicia ordinaria que lo considera inconstitucional y, por lo tanto, no impedía el remate de las viviendas, aunque el deudor estuviera al día con su cuota. (Télam/DyN)


Comentarios


Suspenden por 120 días ejecuciones hipotecarias