Taiwán vuelve a desafiar a China probando misiles

Utilizó por primera vez los "Patriot" comprados a EE.UU.



PEKIN (ANSA).- La pequeña isla de Taiwán desafió ayer a China comunista con el primer lanzamiento de prueba de tres misiles Patriot, comprados hace ocho años a Estados Unidos, su principal proveedor militar.

La rica isla, que se encuentra en el Mar Chino meridional, es considerada por Pekín como una provincia rebelde.

El lanzamiento, efectuado con la ayuda de especialistas norteamericanos de la base de Jiupeng, distrito de Pingtung, sur de la isla, ocurrió mientras China realiza desde hace dos semanas en la isla de Dongshan (181 kilómetros de las islas taiwanesas de Penghu), las más imponentes maniobras de las tres armas desde la crisis de 1996.

Las autoridades de Taiwán dijeron que se trata sólo de una "coincidencia". Dos de los Patriot dieron en los blancos establecidos, un avión y un misil, afirmó la agencia oficial Central News Agency.

Sobre el tercero no se proporcionó información alguna pero, según los especialistas militares, podría haber servido de guía a uno de los otros dos.

El presidente taiwanés Chen Shui-bian llamó por teléfono a la base para felicitarlos.

Taiwán adquirió en 1993 unos 200 misiles Pac-2, versión actualizada de los misiles Patriot utilizados por Estados Unidos en la Guerra del Golfo, de 1991, contra los SCUD iraquíes.

Las tres baterías fueron instaladas en el norte de la isla.

El gobierno de Taiwán sostiene que adquirió los Patriot para defenderse de los 500 misiles que, a lo largo de la costa china, apuntan a la isla y podrán llegar a 800 en los próximos 10 años.


Comentarios


Taiwán vuelve a desafiar a China probando misiles