Taladró, aguantó y lo cerró con una joyita

Los partidos que cumplió Miguel Russo como DT de la Academia. No pudo festejar.



#

Ferreyra abrió el camino de la victoria. Pillud y compañía quedaron en deuda.

FBaires

Banfield fue efectivo y se llevó los tres puntos del Cilindro de Avellaneda. Racing, que era el candidato, volvió a dar un paso en falso y sumó su octava derrota en el torneo Clausura. El 3-1 dejó al Taladro con una sonrisa de oreja a oreja y al equipo Albiceleste complicado para la clasificación a la Copa Sudamericana. El arranque fue parejo, con el local más decidido a atacar. Teo Gutiérrez ganó un par de veces por la “cancha de arriba” y rápidamente se perfilo para ser uno de los puntos altos de la noche. Sin embargo, el Taladro sorprendió y en la primera ocasión clara, Ferreyra la mandó al fondo del arco. El gol dejó nocaut a Racing, que diez más tarde sufrió otro mazazo, con una aparición de Toledo, aunque el último en tocarla fue Cáceres. En media hora, el equipo de Miguel Russo se encontró 0-2 ante un equipo que le jugó de igual a igual y aunque no mereció tanta diferencia, fue contundente y no falló las pocas chances que edificó. La Academia salió con todo en el complemento, pero no llegó con claridad. Probó por todos lados, pero se encontró con un rival muy bien parado. A los 13, López vio la roja directa por un cabezazo a Gutiérrez y al toque llegaron los cambios. El Gallego Méndez rearmó la línea de cuatro con el ingreso de Alejandro Delfino, mientras que Russo metió al cuarto delantero en la cancha: Valentín Viola. Desde ese momento, el partido sólo se jugó en campo de Banfield. Con Hauche como abanderado, Racing fue al frente y alcanzó el descuento. El Demonio mandó buscapié y llegó el segundo gol en contra de la noche, porque la empujó Dos Santos. 1-2 y más de 15 por jugar. Las apuestas sobre un futuro gol estaban a favor de la Academia, pero no. La última perla también fue de Banfield, porque Maxi Bustos, el volante que entró par aguantar la ventaja, definió como un delantero y aseguró el triunfo.

50


Comentarios


Taladró, aguantó y lo cerró con una joyita