Tambalea el argumento central del juez Muñoz

“Es imposible asegurarlo, ni clínicamente al momento de examinarlo, porque no deja ninguna secuela”, dijo el neurocirujano Carlos Gordillo en la audiencia.



1
#

Gordillo, otro especialista, habló del certificado médico que presentó el juez que chocó y huyó para explicar el motivo de la colisión.(Foto: yamil regules )

2
#

El juez acusado analiza con sus defensores la evolución del juri.(Foto: yamil regules )

La pericia que se le practicó al juez Marcelo Muñoz concluyó que de toda la evaluación personal médica realizada, sus antecedentes y estudios complementarios el cuadro diagnosticado es compatible con un accidente isquémico transitorio (AIT), pero no se puede determinar de forma certera. “Lo hace compatible si realmente sucedió eso, pero es imposible asegurarlo, ni clínicamente al momento de examinarlo, porque no deja ninguna secuela, ni tampoco por estudios médicos complementarios”, aseguró el neurocirujano Carlos Gordillo, médico forense del Poder Judicial de la provincia, en la anteúltima audiencia del jurado de enjuiciamiento que enfrenta el magistrado.

La defensa de Muñoz, acusado por mal desempeño de sus funciones, intentó acreditar durante el juri que el magistrado sufrió un AIT cuando chocó con su auto a otro vehículo, lo arrojó a un canal de riego, huyó y posteriormente se negó a realizarse el control de alcoholemia.

Para eso se valió fundamentalmente del testimonio de Miguel Ayup, el neurólogo que certificó el 30 de septiembre de 2016, seis días después del siniestro, que padeció “una amnesia global de pocos minutos y con recuperación completa clínicamente interpretado isquemia transitoria.”

El fiscal general, José Gerez, le preguntó a Gordillo sobre el diagnóstico de Ayup.

–¿Puede un médico certificar ese cuadro de una manera certera?

–Yo diría que presentó un cuadro compatible. El único elemento que el doctor tiene es la clínica. La clínica ya pasó, por lo tanto se tiene que remitir a la anamnesis del paciente, o sea al interrogatorio del paciente. Y en este caso como no deja secuelas, por eso es transitoria, se vale de los síntomas, o sea de algo subjetivo. Por lo tanto, en rigor de la veracidad que pueda llegar a tener cualquier paciente que se nos siente enfrente, de cualquier forma no se puede asegurar, por lo tanto el certificado debió decir “presentó un cuadro compatible” con una isquemia transitoria.

El neurocirujano manifestó que “no hay ningún estudio que objetive un accidente isquémico transitorio, son todos signos indirectos”. “Insisto que el diagnóstico es básicamente clínico y se objetiva si el paciente está en la guardia y vemos la evolución y la recuperación”, destacó. Para el médico en un AIT es “muy poco frecuente que se afecte la memoria.”

Ni bien terminó de declarar Gordillo, Gerez le solicitó al jurado que se remitan las actuaciones a la fiscalía para que se investigue la posible comisión de los delitos de falso testimonio y falsificación de documentos por parte de Ayup.

“Realmente la discordancia es grotesca. No puede permitirse al médico neurólogo, especialista, hacer las aseveraciones que hizo, que realmente parecía que estuviese hablando de otro tema, y no solamente eso, sino nos hemos dado cuenta que el certificado que le extiende al juez Muñoz para que este lo presente es un certificado que en realidad me parece que hizo constar hechos que no estaban probados, y que era imposible probar, con lo poco que tenía”, afirmó Gerez.

El dato

31 fueron los testigos que declararon durante el jurado de enjuiciamiento y ocho los que desistieron.

“No hay ningún estudio que objetive un accidente isquémico transitorio, son todos signos indirectos”,

declaró ayer el neurocirujano y médico forense de la Justicia.

Cómo será la

última audiencia

Mañana se realizará la última audiencia del jurado de enjuiciamiento contra el juez Marcelo Muñoz. Fue convocada a las 10.

La fiscalía y la defensa harán sus alegatos de cierre. Tendrán un plazo de 45 minutos para las exposiciones. Podrán replicar una sola vez las argumentaciones.

Las partes pueden pedir que el magistrado sea removido de su cargo, suspendido hasta sesenta días, o absuelto.

La sentencia será dictada en un término no mayor de 15 días.

Contra el fallo sólo es admisible el recurso de casación y sólo por la existencia de vicios graves de procedimiento

Datos

“No hay ningún estudio que objetive un accidente isquémico transitorio, son todos signos indirectos”,

Comentarios


Tambalea el argumento central del juez Muñoz