Tambalea el gobierno de Gordon Brown

Afronta una humillación en las urnas y crisis en su gabinete. La deserción de ministros deja al premier en la cuerda floja. Las elecciones de hoy se anuncian desastrosas para el laborismo.



#

A Gordon Brown se le caen ministros un día antes de las elecciones y en medio del escándalo de gastos de los diputados.

LONDRES.- El primer ministro británico, Gordon Brown, sufrirá una humillante derrota en las elecciones europeas y locales de hoy, al tiempo que varios de sus ministros y el influyente diario The Guardian le dieron la espalda, antes de la prevista reorganización de su gabinete.

La titular del Interior, Jacki Smith -muy desprestigiada tras saberse que había pedido "por error" el reembolso de videos pornográficos alquilados por su marido- reveló el martes que dimitiría. Al día siguiente, fue la ministra británica de Comunidades, Hazel Bleares -salpicada también por el escándalo de los gastos abusivos de los parlamentarios- anunció su renuncia.

Lo que más ha llamado la atención de estas renuncias es que se produjeron en víspera de las elecciones europeas y locales de hoy, que se anuncian desastrosas para el Partido Laborista, en el poder, y poco antes del previsto reajuste gubernamental anunciado por Brown. "Este es un espectáculo político que ninguno de nosotros ha visto antes: que ministros anuncien que renuncian del gobierno un día antes de elecciones", subrayó ayer el comentarista Jon Snow, mientras el vespertino Evening Standard anunció que diputados laboristas preparan una "rebelión" contra Brown. Unos "75 diputados laboristas firmarán una carta para pedir a Brown que renuncie, tras la derrota electoral", escribió.

Brown carece "de plan, de visión", escribió ayer The Guardian (centro izquierda), en un largo y duro editorial en el que llamó al jefe de gobierno a presentar su dimisión. "El gobierno se está derrumbando, frente a nuestros ojos", declaró en el Parlamento David Cameron, provocando gritos de apoyo en las filas tories.

Según los últimos sondeos, el partido gobernante, que ha sido el más golpeado por el escándalo de los gastos de los diputados, que ha desprestigiado al venerable Parlamento británico, quedará en tercer lugar en las elecciones europeas que se celebran el jueves, con sólo el 17% de los votos.

Eso situaría a los laboristas por detrás de los conservadores liderados por David Cameron (30%) y del pequeño partido nacionalista UKIP (Partido de la Independencia del Reino Unido), que ganaría el 19% de los votos.

Pese a que los llamados para que renuncie son más insistentes, Brown -quien deberá convocar a elecciones legislativas antes de junio del 2010- reiteró que no dimitirá antes. El jefe de gobierno se ha limitado a anunciar, probablemente con la esperanza de sobrevivir al escándalo político y a la catástrofe en las urnas, que procederá a una remodelación de su gabinete, que podría anunciar mañana.


Comentarios


Tambalea el gobierno de Gordon Brown