También investigan corrupción del sector petrolero en Venezuela

Pagaban coimas del 15 al 20%, tal como se denunció sobre las empresas argentinas.

#

Tres empresas perforadoras de crudo, en la mira de la Justicia y de la SEC en EE. UU.

Archivo

Mientras aquí el gobierno busca neutralizar las acusaciones de coima en las exportaciones argentinas a Venezuela, se conoció en las últimas horas una investigación también por sobornos que involucra a empresas petroleras en el país de Chávez.

Tres firmas estadounidenses que operan en el sector petrolero en Venezuela se encuentran bajo investigación del Departamento de Justicia y la Comisión de Valores e Intercambios de EE. UU. (SEC), por pagar sobornos para obtener o prolongar contratos con entidades públicas venezolanas.

Una de ellas, Pride International Inc., podría verse obligada a pagar más de $50 millones en multas si prospera una demanda en curso en una corte federal de Texas. Así lo informa ayer “El nuevo Herald” de Miami. La práctica de exigir y aceptar sobornos parece estar extendida en el sector petrolero venezolano, aseguraron a ese matutino ex funcionarios de la estatal Petróleos de Venezuela, S.A. (Pdvsa).

“Antes se asignaban los contratos por medio de la Ley de Licitaciones, pero desde el 2003 en adelante comenzaron a adjudicarse los contratos a dedo, y esto hace que las empresas que quieren ganar contratos tienen que pagar un peaje’’, afirmó Juan Fernández, ex alto funcionario de Pdvsa exiliado en Miami.

Además de los sobornos, comentó Fernández, luego deben entregar del 15 al 20 por ciento del pago por los trabajos realizados. “A muchas empresas no les queda más remedio que aceptar esa especie de chantaje’’. Además de Pride International Inc., con sede en Houston, una de las mayores firmas de perforación del mundo, el escándalo involucra a Helmerich & Payne, de Tulsa, Oklahoma, también una compañía de perforación, señala el diario.

Una tercera empresa perforadora, Team Industrial Services, de Alvin, Texas, concluyó una investigación interna a fines del 2009.

En la denuncia realizada en nuestro país por el ex embajador en Venezuela Eduardo Sadous también se habló de coimas del 15 o 20% pagadas por empresas al Ministerio de Planificación para acceder a exportar sus productos a Venezuela. Sadous dijo que el intermediario entre ellos y el gobierno de Chávez era Claudio Uberti, ex titular del Organo de Control de Concesiones Viales, que ejercía una “diplomacia paralela” con ese país.

Se sabe que la administración Kirchner diseña un plan para frenar el escándalo.


Comentarios


También investigan corrupción del sector petrolero en Venezuela