Recetas Yo Como

Tartinas de jurel, tomate y morrón: la receta de "Cala" Calabrese

El popular cocinero invita hoy a cocinar jurel, un pescado que contiene gran cantidad de beneficios para el organismo por sus cualidades nutricionales.

Tartinas de jurel, tomate y morrón

Ingredientes para elaborar 8 tartinas:

2 cucharadas de aceite

2 cebollas medianas picadas

1 morrón colorado picado

3 dientes de ajo picados

4 tomates medianos picados

1 lata de 300 gr. de jurel escurrido

Sal fina y pimienta negra molida

Opcional orégano

2 huevos

80 gr. de aceitunas descarozadas

2 cucharadas de mostaza

8 tapas para empanadas

Hojas de rúcula / lechuga / espinaca y gajos de tomates para el emplatado.

Tartinas de jurel, paso a paso, la receta explicada por Calabrese.

Preparación:

En una sartén o cacerola con 2 cucharadas de aceite saltear hasta tiernizar durante 3 minutos cebolla, ajo y morrón. Salpimentar e incorporar los tomates en cubos. Sumar el jurel y mezclar bien mientras se sigue cocinando por 5 minutos más. Añadir las aceitunas, mezclar y enfriar el relleno.

Mientras tanto armar las tartinas con las tapas para empanadas sobre una placa ligeramente aceitada y calentar el horno.

Una vez enfriado el relleno sumar la mostaza y los dos huevos y mezclar enérgicamente. En el fondo de cada tartina disponer un poco de pan rallado y rellenarlas.

Llevar al horno a 180ºC durante 20/25 minutos o hasta que la masa resulte dorada. Servir las tartinas frías, tibias o calientes acompañadas con una ensaladita.

Sobre el pescado jurel

Al jurel se le adjudican gran cantidad de beneficios para el organismo gracias a sus cualidades nutricionales, así entonces se reduce el riesgo de aterosclerosis, de enfermedades del corazón y de los vasos sanguíneos, favorece la producción de glóbulos rojos, mejora el funcionamiento del sistema nervioso e inmunológico.

El jurel es un pescado con un valor nutricional importante por su contenido en ácidos grasos, vitaminas y minerales. Aunque las personas que tienen ácido úrico elevado deben moderar su consumo, como con el resto de pescados azules.

Como el resto de pescados azules presenta un perfil lipídico cardiosaludable, pues es rico en ácidos grasos esenciales Omega 3 que ayudan a reducir los niveles de colesterol y triglicéridos. Al igual que otros pescados, es fuente de proteínas de alto valor biológico, es decir, con todos los aminoácidos esenciales (los que nuestro organismo no puede sintetizar).

Aporta también algunas vitaminas, como la B1, B2, B3 aunque en comparación a otros alimentos, como los cereales integrales, no es un aporte importante.

Al ser un pescado graso, aporta además vitaminas liposolubles, como la A y la D, necesarias, entre otras funciones, para el buen estado de mucosas y tejidos y para el metabolismo del calcio respectivamente.

En cuanto al aporte mineral, como otros pescados es fuente de magnesio, con funciones importantes para el organismo como producción y transporte de energía, contracción y relajación muscular, síntesis de proteínas o funcionamiento de diversas enzimas. También es fuente de yodo, necesario para la conversión de los alimentos en energía, para el correcto funcionamiento de la glándula tiroides y para la producción de hormonas tiroideas.


Comentarios


Más Especiales

Tartinas de jurel, tomate y morrón: la receta de «Cala» Calabrese