Taxis y colectivos dejan de competir

El municipio cipoleño encara una nueva ordenanza de transporte



CIPOLLETTI (AC).- Con la eliminación paulatina de los descuentos que aplican desde hace años, los taxis de Cipolletti empezaron a dejar de competir con un servicio de colectivos diezmado por la baja rentabilidad. Independientemente de una ordenanza integral del transporte, el gobierno de Alberto Weretilneck empezó a tomar medidas para ponerle un poco de orden y seguridad al mercado.

Aunque los funcionarios no lo expresan en estos términos, la realidad demuestra el fracaso del sistema desregulado de taxis en la ciudad, que rigió desde principios de la década del 90, tuvo su explosión en los primeros años y terminó provocando, con la ayuda de la recesión y la inflación, una crisis de la que parece difícil salir.

El esquema desregulado sólo funciona sin cupos, con un techo pero sin piso en la tarifa, y con un estricto control, como contraparte, en lo que hace al estado de los autos, la antigüedad de los modelos y la protección de los pasajeros.

Pero la competencia terminó arruinando el mercado porque la tarifa bajó hasta un estándar, en viajes de mediano recorrido, de 1,5 peso. Hubo, de todos modos, durante estos años taxistas que mantuvieron los precios sin descuentos.

Con ingresos como éstos y los combustibles en alza, el de los taxis se transformó en un mal negocio y la necesaria inversión en mantenimiento, en algo imposible de cumplir.

Como contrapartida, los pasajeros de colectivos, cuyo boleto cuesta 70 centavos, fueron mermando ante el atractivo del taxi.

El más perjudicado por esto fue el usuario, que perdió calidad en el transporte en ambos medios porque el municipio no aplicó los controles que el sistema preveía.

La semana pasada la intendencia salió a intimar a los taxistas para que mantengan la estética de las unidades (la limpieza).

En el Concejo Deliberante se trabaja en una nueva ordenanza integral del transporte para que los taxis, como lo anunció Weretilneck a “Río Negro” hace un mes, dejen de competir con los colectivos.

La idea es ponerle un cupo a la cantidad de taxis y volver a una tarifa fija. Sólo así la licitación de los servicios de colectivos puede llegar a ser atractiva.


Comentarios


Taxis y colectivos dejan de competir