Taxistas cipoleños objetan el rigor de los controles y las multas

Los titulares de taxis entienden que con el rigor que se hacen los controles y las multas más caras, la comuna "no busca bajar la cantidad de infractores sino recaudar más". Sostienen que su rubro es el más perseguido por los inspectores de tránsito de la ciudad.



CIPOLLETTI (AC).- La Asociación de Titulares de Taxis (ATTIA) objetó el endurecimiento de los controles de tránsito que lleva adelante esta ciudad y el aumento de los valores en las multas. Titulares de la institución dicen que con las nuevas medidas el municipio no busca bajar la cantidad de infractores sino recaudar más dinero. Además, aseguraron que su rubro "es el más perseguido" por los inspectores de tránsito.

Desde la ATTIA se quejaron porque dicen que les viven haciendo boletas, en especial, por el cruce del semáforo en rojo. "La multa nos llega a los 30 días después de cometida la falta y nunca nos enteramos que la hicimos. Ahora Bell (Jorge, director de Transporte y Tránsito del municipio) hace una descripción teórica de lo que sería pasar correctamente un semáforo. La teoría está muy bien, pero en la práctica las cosas son diferentes. Invitamos al señor Bell a que ande un día arriba de un taxi para que vea como trabajamos", dijeron Rubén Galván y Oscar Larralde, titulares de la asociación.

El conflicto surgió a raíz de los dichos del titular de Tránsito del municipio en un artículo publicado por este medio el pasado domingo. En la nota se informaba sobre la implementación de nuevas medidas en el cobro de multas –aumento de los valores–y en el control de tránsito para bajar la cantidad de infractores y reincidentes.

 

Teoría y práctica

 

Bell había detallado en qué situaciones los inspectores realizan una multa por el cruce de un semáforo en rojo. Pero desde la Asociación se quejaron de que el titular del sector "maneja muy bien la teoría", pero que en la práctica el tema se dificulta.

"La explicación que da Bell sobre como pasar el semáforo para que no nos hagan la multa es obsoleta. No hay nadie que vaya a 20 km por hora en las esquinas como pide el señor, y la cantidad de metros para cruzar en amarillo es imposible de medir. Nosotros no estamos paseando sino trabajando. Bell lleva su sector al estilo militar y no dialoga con nosotros, para ver cuáles son nuestras problemáticas", se quejó Galván.

También reclamaron por el cobro de multas por estacionarse en doble fila. "No podemos levantar un pasajero si está toda la cuadra ocupada con autos porque si estacionamos en doble fila nos hacen la multa. Hace 3 meses mandamos un proyecto al municipio para que en cada esquina haya un espacio para bajar y subir pasajeros, pero aún no nos han contestado. Entonces, si no podemos hacer algo por el peligro que implica, pedimos también soluciones para poder trabajar tranquilos, pero parece que no hay voluntad por parte de la gente que maneja estos temas", dijeron los miembros de la Asociación.

"Hay persecución a los taxistas con el tema de las multas. Pero no hacen nada con los autos truchos que llegan a la ciudad a buscar gente. Tampoco con la cantidad de particulares que andan sin seguro. Queremos que la ley sea pareja para todos", exigieron los representantes de ATTIA.


Comentarios


Taxistas cipoleños objetan el rigor de los controles y las multas