Taxistas de Neuquén y Río Negro buscan seguridad

Debatirán con jefes policiales de ambas provincias un plan que frene el delito. Será durante un congreso que se hará la semana próxima en la capital neuquina.

#

Los taxistas de Neuquén y Río Negro buscan medidas conjuntas para lograr que la actividad no sea tan riesgosa.

NEUQUEN (AN).- El titular del sindicato de Peones de Taxis, Darío Lucca, anunció ayer que la próxima semana se hará un congreso en esta ciudad para debatir medidas de seguridad destinadas a prevenir los asaltos a taxistas. De la iniciativa participarán no sólo los choferes neuquinos, sino también los de Río Negro. Y además se invitará a los jefes policiales de ambas provincias.

Si bien la fecha del congreso no está aún establecida, Lucca sostuvo que se realizará la próxima semana y en la capital neuquina.

"El objetivo es debatir en forma conjunta entre los choferes de todas las ciudades del Alto Valle de Río Negro y Neuquén, la implementación de medidas que nos permitan prevenir los asaltos de los que estamos siendo blanco", señaló ayer el dirigente sindical.

La decisión fue tomada ante la ola de asaltos ocurrida en los últimos tiempos contra taxistas en localidades de ambas provincias, que en algunas casos terminaron en el asesinato de los choferes.

Al debate se invitará a los jefes policiales de las dos provincias, quienes en el transcurso de este año han comenzado a trabajar junto con los taxistas para tratar de prevenir los continuos asaltos de los que son blanco en la actualidad.

Ayer en la página web de este diario varios lectores hicieron sugerencias sobre la medida más efectiva para evitar los robos, y la mayoría se inclinó por el blindex que separa al chofer del pasajero.

Esas medidas no han sido del todo efectivas en algunos casos. En Neuquén, por ejemplo, en lo que va del mes hubo cinco asaltos contra choferes de taxis. Y a principio de año, fue asesinado durante un intento de robo el chofer Néstor Navarrete (38).

 

En otras ciudades

 

También un hecho trágico sacudió a Cipolletti apenas unos días antes al de Navarrete, a fines de enero pasado, cuando José Vásquez (48), un taxista de esa localidad, fue asesinado durante un asalto por el delincuente que llevaba como pasajero.

El último crimen contra un chofer en la región fue la semana pasada en Roca, donde apareció el cuerpo de Roberto Cesari (58). Aunque en este caso, el móvil del asesinato habría tenido ribetes pasionales.

En todos los casos, el reclamo por mayor seguridad de los colegas de las víctimas derivó en cortes de rutas que mantuvieron sitiadas a las localidades en las que vivían.

"Ante la situación que se está atravesando, es necesario que todos los taxistas debatamos en forma conjunta qué podemos hacer para que nuestro trabajo sea más seguro", remarcó Lucca.

Con respecto al asalto que sufrió la madrugada del martes un taxista de 23 años en la capital neuquina, no hubo grandes avances en la investigación, según confiaron fuentes policiales. “Se hizo un reconocimiento fotográfico de los posibles autores, pero no hubo avances”, precisaron.


Comentarios


Taxistas de Neuquén y Río Negro buscan seguridad