Taxistas exigen que se implemente el sistema de seguimiento satelital 22-4-03



NEUQUEN (AN).- “No hay que esperar a que alguien se muera para implementar el sistema de seguimiento satelital en los taxis”, afirman los choferes, sacudidos por los asaltos a mano armada ocurridos durante el fin de semana. Los choferes se refieren específicamente a la ordenanza que hace dos años espera ser reglamentada por el gobierno de la ciudad. Esta norma obliga a los propietarios de taxis a contar con el seguimiento de localización vehicular. El Ejecutivo Municipal no estableció los plazos de implementación del sistema, los licenciatarios tampoco se ocuparon. Sin embargo, los asaltos sucedidos el miércoles y jueves pasado, por la noche, remueven los miedos de los choferes. “Por suerte no hubo heridos”, dicen. En ambos casos, el blanco fue la recaudación de la jornada. El recuerdo de robos violentos, de sangre y de muerte están todavía frescos en la memoria de los taxistas, que no quieren que suceda ningún otro hecho fatal. Saben que el seguimiento satelital no es una protección ciento por ciento segura contra el delito pero sí un método disuasivo, y algo es mejor que nada. Por esta razón exigen la aplicación urgente de este mecanismo. La metodología original incluye a la provincia y a la policía, desde donde se monitorearía el seguimiento satelital de los vehículos. Desde que la ordenanza quedó firme con su publicación en el boletín oficial, el 27 de abril de 2001, no se conocen avances significativos. La exigencia del sistema de seguridad parte principalmente de los choferes. A la fecha, los propietarios de las licencias del servicio adujeron inconvenientes en su mayoría de carácter económico y en consecuencia solicitado al gobierno local que subsidie o financie el costo del mecanismo. ¿Cómo?: mediante la suspensión del pago de impuestos, tasas e incluso del canon. No hubo arreglo y el proceso quedó congelado. Darío Lucca, líder de los choferes, cataloga como “irracional” la demora por cuanto persiste el riesgo de vida de las personas. “Seguimos con la misma inseguridad, no hay que esperar que muera alguien para implementar la ordenanza que está sancionada ni esperar dos años para reglamentarla”, insiste. Al mismo tiempo, la organización que preside Lucca reclama la reapertura de los concursos, una metodología que facilitaría a los choferes más antiguos a ascender a la categoría superior de dueños de taxis. En esta ciudad el servicio de taxis está regulado a razón de un coche por cada 1.100 habitantes. Son 273 los propietarios de licencias, por lo que de acuerdo al último censo oficial estaría cubierto. Los trabajadores afirman sin embargo que hay más demanda que oferta de taxis, por lo que sería propicio habilitar “hasta medio centenar de licencias más”, dice Lucca.


Comentarios


Taxistas exigen que se implemente el sistema de seguimiento satelital 22-4-03