Taxistas neuquinos se movilizan por las licencias

Ayer comenzó la inscripción para las licencias.



NEUQUEN (AN) – Se desarrollará hoy otro round de la pelea que vienen sosteniendo el gremio de los taxistas y el gobierno de la ciudad. El escenario elegido es un clásico de las protestas neuquinas: el monumento al general San Martín, justo frente a la ventana de la oficina del intendente Horacio Quiroga, a las 10.

Los choferes quieren que les den participación en el proceso de adjudicación de nuevas licencias y que les otorguen ventajas ante el resto de los aspirantes, pero los funcionarios ya anticiparon que la transparencia está garantizada y que el puntaje para las adjudicaciones se hizo no sólo contemplando en el interés del sindicato, sino también el del usuario.

En tanto ayer se puso en marcha el proceso de inscripción para el otorgamiento de cincuenta nuevas licencias. Hasta este momento en los listados previos había alre

dedor de 2.000 interesados, pero habrá que ver cuántos cumplen los requisitos mínimos para estar en la carrera. El período de anotaciones se extenderá hasta el 20 de corriente, en las oficinas de la dirección de Transporte de la ciudad, en Leloir y Santa Fe.

“Hasta que no nos atienda Quiroga no nos vamos a mover del frente de la municipalidad. Cortaremos todas las calles que confluyen en el monumento”, dijo Darío Lucca, secretario general del Sindicato de Choferes de Taxis de Neuquén, en una definición que trasuntó la alta temperatura del entredicho.

En el otro extremo, en un claro intento por bajarle los decibeles, el director de Transporte, Luis Baca Cau, dijo que “los taxistas tienen garantizado que el proceso será abierto y controlable”; y respecto de los puntajes señaló “se diagramaron teniendo también en cuenta al usuario”.

El municipio, después d haber realizado un análisis sobre la oferta y la demanda del servicio de taxis, decidió entregar medio centenar de habilitaciones más, para lo cual elaboró las requisitos y condiciones. Este es el punto del enfrentamiento.

Lucca argumentó que al otorgarse 30 puntos -entre los ítemes que conforman el puntaje que terminará dando el ordenamiento de merecimientos-, a aquellos aspirantes que presenten autos cero kilómetros, se perjudica a los choferes y por contrapartida se beneficia a personas ajenas a la actividad y, de alguna manera, con menos méritos.

“El otro punto es que el poder Ejecutivo no nos deja supervisar el concurso. Si todo es tan claro, si no hay privilegios ni cosa por el estilo, ¿qué problema hay en que nos dejen intervenir?”, se preguntó el gremialista.

Para Baca Cau son los gremialistas los que le han dado al proceso de adjudicación un carácter de conflicto que no tiene. “Siempre los atendí y los puntos que reclaman han sido respondidos. Respecto de la verificación del proceso debe tenerse en claro que los funcionarios son responsables de lo que hacen y si se verifica algún problema, tendrán el período de impugnaciones para fijar posición. Si se lo permitimos a ellos, también habría que hacerlo con otros sectores que tienen interés en juego”, dijo.

En cuanto a los puntajes, señaló que de acuerdo a como está planteado el tema, a pesar de los reclamos de los taxistas, “es muy difícil que no acceda uno de ellos antes que otro interesado. Cuando se diseñó el puntaje para autos nuevos se hizo también pensando en el beneficio del usuario, que tiene derecho a un mejor servicio”, concluyó.


Comentarios


Taxistas neuquinos se movilizan por las licencias