Telecom desiste de su demanda en el CIADI contra Argentina

La tarifa general no subirá, pero sí se tocarán algunos ítems



El gobierno y la empresa Telecom Argentina firmaron ayer una Carta de Entendimiento que ratifica el contrato vigente para la prestación de servicios de telefonía, aunque ahora en condiciones tarifarias adecuadas al contexto económico posdevaluación y pesificación.

En ese marco, la compañía anunció su decisión de desistir de una demanda presentada ante el CIADI (tribunal arbitral del Banco Mundial) por France Telecom, uno de sus accionistas, en reclamo de compensaciones económicas contra el Estado argentino. El acuerdo fue suscripto ayer por la tarde en el Salón Sur de la Casa Rosada, durante un acto encabezado por el presidente Néstor Kirchner y del que participaron además el ministro de Planificación, Julio de Vido, y los directivos de la compañía, encabezados por Gerardo Werthein y Amadeo Vázquez.

Acerca del desistimiento de la demanda ante el CIADI, De Vido leyó en el acto una carta que el Procurador del Tesoro de la Nación, Osvaldo Guglielmino, cursó al secretario de Comunicaciones, Guillermo Moreno, en la que se consignó la decisión de France Telecom. Ello dará lugar a la terminación del arbitraje, cuestión sobre la cual De Vido ratificó que “el gobierno argentino no reconoce jurisdicción del CIADI en este tipo de reclamos”.

Por las dudas, enfatizó que “en ningún caso vamos a firmar acuerdos con las empresas concesionarias si no existe desistimiento ante el CIADI”, donde se llegaron a acumular reclamos contra el Estado por 17.000 millones de dólares. France Telecom posee apenas 2 por ciento de las acciones de Telecom Argentina, siendo los accionistas principales Telecom Italia y, desde fines de 2004, la familia Werthein (W de Argentina Inversiones).

Telecom Italia llegó a insinuar una demanda ante el CIADI, pero nunca presentó la documentación que activa el arbitraje. Si bien no se distribuyó el detalle del acuerdo, directivos y funcionarios coincidieron en señalar que el texto es similar al firmado a mediados de febrero por Telefónica de Argentina. En sus aspectos principales se establece que no habrá este año una suba tarifaria general por el servicio de telefonía básica. No obstante, el acta contempla la disminución en una hora (entre las 20 y las 21) de la franja en que opera la tarifa reducida, al tiempo que se autorizó la dolarización de las tarifas por llamados internacionales entrantes. Esto último implica un ajuste al alza (se triplican los valores) de dichas comunicaciones, cuyo costo recae mayoritariamente en empresas que realizan llamadas desde el exterior.

El Acta de Entendimiento suscripta ayer debe ser respaldada por una audiencia pública, por el Congreso, y por un decreto del gobierno, proceso que culminará en unos 210 días. (DyN)


Comentarios


Telecom desiste de su demanda en el CIADI contra Argentina