Telefónicas aún incumplen con la relocalización de antenas

Hay 64 antenas de telefonía en la ciudad. Una ordenanza las regula pero todavía resta su cumplimiento efectivo.



#

La antena ubicada en el barrio Las Margaritas fue desmontada. Foto archivo

BARILOCHE

Bariloche tiene una ordenanza que regula las antenas de telefonía desde 2009 pero aún no se completa el plan para su cumplimiento efectivo aunque hubo numerosas intimaciones, aplicación de multas y el desmonte de estructuras en falta.

La ordenanza aprobada impide instalar las antenas a menos de 200 metros de escuelas, establecimientos de salud, clubes y otros lugares de reunión. También otorgó un plazo de seis meses, todavía incumplido, para relocalizar las existentes en sitios vedados.

La jefa dek Registro de Antenas del municipio, Silvia Perea, dijo que a partir del relevamiento realizado contabilizaron en el ejido un total de 64 antenas de telefonía. “La empresa Movistar tiene todas regularizadas, Claro sólo algunas y Personal está en trámite de regularización de sus instalaciones”, detalló.

Un caso aparte es Telefónica de Argentina, que cuenta con ocho antenas de telefonía fija, algunas en pleno centro, frente al hospital y a escasos metros del colegio Don Bosco.

Según Perea, esa empresa “nunca se presentó” ante el municipio para cumplir con las condiciones y fue sancionada con una primera acta de 117 mil pesos y luego otra de 300 mil por “reincidencia”, que abonó sin objeciones. Pero también sin exponer proyecto alguno para adecuarse a la norma.

Perea dijo que las empresas prestadoras suelen invocar las autorizaciones libradas por la Comisión Nacional de Comunicaciones (CNC), que considera a la telefonía fija como un servicio público.

Indicó la funcionaria que un reciente decreto presidencial que obliga a las empresas de telefonía móvil a mejorar el servicio también provocará una multiplicación de las antenas y un menoscabo sobre las autonomías municipales.

Uno de los casos recientes que se transformó en noticia fue la antena de Personal instalada en el predio del complejo Villa Sofía, en barrio Las Margaritas, que la empresa debió desmontar por no contar con el permiso de rigor.

La firma dueña del predio participó de la irregularidad porque “cuando construían las bases dijeron que era para una torre de iluminación”, según indicó Perea. Mientras que respecto de una antena de Claro ubicada en calle Albarracín, denunciada desde hace años por una vecina, la firma tiene plazo hasta el 31 de julio para removerla y ya consiguió autorización para trasladarla a un predio de la maderera Madeco, sobre calle Chubut.

El municipio trabaja en una nueva ordenanza para imponer como requisito extra la conformidad de los vecinos al sitio de emplazamiento de la antena “en 50 metros a la redonda”.

DeBariloche


Temas

Bariloche

Comentarios


Telefónicas aún incumplen con la relocalización de antenas