Temen que los valores del crudo repercutan en los costos



La escalada en el precio del petróleo podría tener efectos negativos en la economía global, así como también en la Argentina. Si bien el país podría verse beneficiado en el corto plazo -ya que, al menos por el momento, vende petróleo-, cabría también un impacto desfavorable, que llegaría del lado de la inflación. Así lo señala la Encuesta Internacional a Dueños de Negocios 2006 de la consultora Grant Thornton International (IBOS, según sus siglas en inglés).

Según este relevamiento, el 61% de los empresarios argentinos consideraron que los costos de producción se incrementarían en caso de que se mantenga un precio alto del petróleo. La repercusión se siente principalmente en el costo de los insumos y, en la industria manufacturera, en el precio de la energía que hace funcionar la maquinaria. A su vez, el 63% de los ejecutivos elevaría el precio de venta de sus productos, lo cual repercutiría en el costo de vida. Esto se debe a que las empresas trasladarían el aumento en los costos de producción.

La encuesta se realizó entre 7000 dueños de negocios del sector medio de 30 países durante el otoño de 2005. El estudio fue conducido por Experian Business Strategies Limited y Harris Interactive. En la Argentina, la muestra comprendió 150 empresas de Buenos Aires (100), Rosario (25) y Córdoba (25).

Precios regulados. Ante la suba del precio del crudo, las miradas giran hacia el costo de los combustibles. En la Argentina, el precio de los combustibles por un acuerdo del Gobierno y las empresas petroleras y refinadoras. De allí que ayer el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, haya descartado un aumento en el precio de las naftas.

"En el corto plazo no vemos que -las petroleras y refinadoras- vayan a ajustar los precios hacia arriba. Creo que el Gobierno tiene elementos de presión para evitar eso, más allá de que quienes pierden son las compañías que se dedican a la producción y refinación de petróleo", dijo a lanación.com Santiago Palma Cané, de Fimades. No obstante, apuntó que la presión de las compañías petroleras crecerá si la situación actual persiste en el mediano plazo.


Comentarios


Temen que los valores del crudo repercutan en los costos