Temes Coto: negocios turbios sí, narcotráfico no

El principal imputado en el caso “Manzanas Blancas” dijo que la causa por el tráfico de cocaína “es una fantasía” armada en España y detalló sus negocios especulativos a través de Frutol.





BUENOS AIRES (ABA).- En el fárrago defensivo que desplegó ayer ante el Tribunal Oral Penal Económico N°3, el empresario Valentín Temes Coto -principal imputado por contrabando agravado de más de 3.200 kilos de cocaína a España en 2010- se quejó de “las falsedades y manipulaciones” de la causa abierta en Vigo, España, por la que también están presos Nelson Hinricksen, a cargo de la empacadora “Frutol”, de Allen, y Carlos Maidana, un exsecretario suyo. También aludió a gestiones en su favor que hizo en el 2007 el exministro radical de Río Negro, Pablo Verani. A preguntas de la querella y la fiscalía, el primo del supermercadista Alfredo Coto dio detalles de su actividad en la Argentina, donde según explicó, lo más importante era “la organización fenomenal exportadora” que había armado “para ganar dinero” alrededor de pequeños productores. “En este negocio lo que menos vale es la fruta”, señaló, y admitió no sólo maniobras de subfacturación sino también adelantos a través de cheques posdatados a los chacareros agobiados por la falta de recursos, ante quienes luego negociaba su propio documento por efectivo, con una quita del 6 al 8 por ciento. También dio cuenta de la compra a un precio muy ventajoso de campos en Entre Ríos, a propietarios “apretados” por bancos, y de préstamos efectuados a los hermanos Trivilloni (de la exportadora Tala Viejo), que manejaban “dos mil contenedores, un negocio de riesgo cero”, según destacó. “Supongo que no me abrirán otra causa por lo que estoy diciendo”, ironizó, para agregar que “la fantasía escrita a 10.000 kilómetros de distancia rompió toda mi maquinaria de comercialización, produjo quebrantos y dejó a los productores golpeando puertas”. “Esto es una locura, un gancho ciego”, afirmó, al manifestarse como “un entendido de esta basura del narcotráfico”. “¿Qué es un gancho ciego?”, quiso saber la conjueza Karina Perilli. “Es un modus operandi que consiste en infiltrar la droga en empresas legales sin que lo sepan sus propietarios”, contestó. Luego hizo énfasis en su “sorpresa e intranquilidad” al enterarse de un acuerdo a sus espaldas entre Hinricksen y el exportador de origen sudafricano Jacques Joubert, quien fue investigado y sobreseído en primera instancia por el juez Jorge Brugo. Temes Coto pidió además una pericia en los precintos del container para determinar si los que se colocaron en Frutol son los mismos que los detectados en la terminal 4 del Puerto de Buenos Aires, donde en junio de 2010 se encontraron cerca de 1.500 kilos de droga entre las manzanas. A Pablo F. Verani se refirió al dar cuenta de su relación con Hinricksen, que data del 2007. El extitular de Hacienda le habría facilitado trámites para conseguir créditos en el Banco Nación, según refirieron allegados de Temes Coto a esta agencia. La audiencia continuará hoy.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Temes Coto: negocios turbios sí, narcotráfico no