Temes Coto tuvo “dominio funcional” del tráfico

Ayer leyeron la acusación fiscal del caso “Manzanas blancas”. El empresario español fue señalado como el líder local de la organización. Su defensa dijo que le plantaron pruebas.



#

Ante el Tribunal Oral en lo Penal Económico Nº 3 siguió ayer el juicio contra Temes Coto, Maidana e Hinricksen.

BUENOS AIRES (ABA).- Para la fiscalía, el empresario español Valentín Temes Coto fue uno de los ideólogos del contrabando de cocaína que se juzga en el caso “Manzanas Blancas”. El Ministerio Público lo acusó de “urdir y gestionar” la maniobra, así como de tener el “dominio funcional” de la misma a partir del vínculo con su primo, el empresario de Vigo, David Temes Arnosi, y con el mexicano Nicolás Rivera Gámez (llamado “El Rey de la Coca”), quienes son principales investigados por la justicia española. Según la hipótesis acusatoria, los otros dos imputados, Claudio Maidana y Nelson Hinricksen, carecían de aquellos contactos como para armar el entramado; sin embargo, a la hora de calificar el delito el fiscal equiparó a los tres detenidos adjudicándoles “exportación clandestina de estupefacientes en grado de tentativa, con finalidad de comercialización (de la droga)”. Ayer en el subsuelo de Comodoro Py, ante el Tribunal en lo Penal Económico Nº 3, se realizó la lectura del requerimiento a juicio del fiscal Emilio Guerberoff (quien fue recusado por Temes Coto). En la audiencia de más de cuatro horas se conocieron los argumentos del Ministerio Público, así como las defensas de cada acusado. Basada en la causa judicial que tramita en España, la fiscalía considera que los primos Temes trabajaban en función de Rivera Gámez y que uno de los contenedores -el incautado en el puerto brasileño de Santos- respondía a un encargo del empresario azteca. Según Guerberoff, el contrabando de 3.200 kilos de cocaína ocultos en cajones de manzanas en junio de 2010 habría pasado por la aduana de Villa Regina con destino a España. Una parte fue descubierta en Buenos Aires y el resto en Santos. En relación a Temes Coto se mencionaron correos electrónicos, comunicaciones y una “servilleta” donde se nombraba a Nelson (por Hinricksen), a la empresa Frutol (radicada en Allen, propiedad de Temes Coto) y a Vigo, el puerto al que arribarían los containers. La defensa de Temes Coto hizo su descargo. Afirmó que esa servilleta fue una prueba “plantada” por la policía española y que las menciones a “Claudia” captadas en las escuchas no eran por Claudio (Maidana), como lo interpretó Guerberoff, sino por tres mujeres con ese nombre que tenían relación con su actividad empresarial. Temes también negó que le haya escrito una nota a Hinricksen sobre cómo debía declarar sobre los hechos. Agregó que nadie utilizaría para un contrabando la marca Frutol por tratarse de una producción que sale por “canal rojo”, es decir, que se somete a mayores controles en aduana. Al igual que Hinricksen, la presentación de Temes Coto destacó que los “canadienses” (Jacques Joubert y Gustavo Valdez, ya desvinculados de la causa) intentaron comprar un cargamento de fruta pero no se les vendió porque en varias oportunidades habían pagado con cheques sin fondos. En su descargo, Hinricksen sostuvo que no era apoderado de Frutol sino que tenía “una cuenta corriente” con la empresa de Temes Coto. En cambio el fiscal dijo que la operación no se pudo haber realizado sin el consentimiento del empacador allense que operaba en el lugar donde se cargaron los contenedores. Mencionó 243 comunicaciones entre Temes Coto y Hinricksen ente enero y junio de 2010. En relación a Maidana, su defensa explicó que desde 2008 se empezó a dedicar al rubro textil, pero según la acusación seguía siendo funcional a Frutol y a Temes Coto; y que en las conversaciones entre éste y Temes Arnosi se hablaba de Maidana, quien se venía contactando con el detenido allense por una deuda de 5.000 pesos. La acusación apuntó a la culpa por “falta de control” de los tres empleados aduaneros de Villa Regina, quienes provisoriamente están fuera del juicio por haber pedido una probation. El martes próximo comenzarán los testimonios.


Comentarios


Temes Coto tuvo “dominio funcional” del tráfico