Templos: la fe aumenta, las habilitaciones no

En Roca, por ejemplo, sólo hay cinco habilitados.




#

Los locales destinados al culto ahora deberán contar con un permiso de la municipalidad que los habilite para tal fin.

Hebe Rajneri

ROCA (AR).- Son más de 833, en Río Negro, los cultos reconocidos oficialmente, pero en los hechos y en “las calles” se estima que son muchos más. Sólo en Roca, el Registro Nacional de Cultos formalmente tiene inscriptos más de un centenar, pero apenas un porcentaje ínfimo está “habilitado” por el municipio.

Los datos estadísticos reflejan un panorama reducido y diferente de lo que la realidad muestra.

En la provincia de Neuquén los reconocidos aún son menos que en Río Negro, algo así como 647 –pese a que hace escasos meses desde la dirección general de Cultos de la provincia de Neuquén, se estimó la existencia de unos 3.000–.

Sin embargo, sólo en Roca se reparten en el ejido urbano y en zonas rurales, también en Cervantes y alrededores, más de cien. No obstante, aún son muy pocos los que cumplen con las normativas municipales, por lo cual se estima que el número de templos es varias veces mayor al conocido formalmente.

Según se aseguró, tras los cambios aprobados en la ordenanza fiscal 2012 la mayoría de los templos se encuentran “en situación irregular”, por lo cual se está llevando adelante un operativo de inspecciones para impulsar su regularización.

Desde el área de habilitaciones municipales de la comuna local, se informó que “registrados son muy pocos, pedimos los planos aprobados por el municipio y las condiciones de seguridad e higiene obligatorios para funcionar, su estatuto y el registro en la Dirección de Cultos”, sin embargo, es difícil trazar un panorama –se destacó– “porque muchos funcionan en locales, abiertos al público, pero también a veces se reúnen en casas de familia y allí no podemos ingresar, y esto es por el tema de seguridad, verificar si los inmuebles cumplen con los requisitos para albergar grandes grupos de gente”.

Frente a esto se está llevando adelante un plan que incluye inspecciones y citaciones para que inicien su regularización. “Es impresionante, recorremos y recorremos y en la ciudad se ven constantemente locales nuevos (religiosos) pero en los barrios hay mucho más”, indicó un funcionario, que estimó –sólo en los últimos años– un crecimiento cercano al 60% de los templos en Roca, aunque no pudo precisar la cantidad exacta porque se está dando forma a un primer relevamiento local del sector.

Numeroso y variado es el abanico de organizaciones inscriptas en la región, que dan cuenta del aumento de la religiosidad en los últimos años, según el Registro de Cultos, algunas predominantes.


Comentarios


Templos: la fe aumenta, las habilitaciones no