"Tengo mucho por decir"

La hermana de Soledad no sólo lanzó su primer disco solista, "Me dejo andar", sino también su propio camino musical.



#

EDUARDO ROUILLET

El último miércoles de noviembre, Natalia Pastorutti dio su primer recital sola en La Trastienda , Balcarce al 400, San Telmo puro. Noche que dedicó a "Dos caras de una moneda", tras diez años de recitales, festivales, giras nacionales e internacionales, grabaciones en estudio y en vivo con la Sole.

El compacto -que tiene ya videoclip del primer corte "Me dejo andar"- resulta de un proyecto iniciado en el 2006 cuando Natalia cursaba las últimas materias de Abogacía. Junto a Rafa Vila, director artístico, y el excepcional bajista Guillermo Vadalá, a cargo de la producción y conducción musical, comenzaron a explorar canciones, arreglos, sonidos y gustos musicales que la representan como cantante e intérprete. Algunos de las composiciones son de Marcela Morelo, Luli Pizarro, Pablo Cordero, Fernando López Rossi, el propio Vadalá, y de Soledad que canta en "Si mi pecho hablara"; otro invitado es Axel en "Me dejo andar".

El fin de la grabación coincidió con la terminación de sus estudios universitarios y con su participación en el "Circo de las estrellas" del programa de Susana Giménez, que la consagró ganadora. Durante los últimos meses, Natalia realizó una gira promocional, y por estos días está nominada a los Premios Clarín 2007 en la categoría "Revelación en música melódica-popular".

"Me dejo andar" marca su comienzo como solista y un cambio que "en este 2007 comenzó a darse después de mucho pensar. Día a día voy descubriendo modificaciones en mí, una responsabilidad mayor que cualquier otra que antes haya contraído. La calidad artística hay que trabajarla, pulirla también día tras día. Esta es una carrera larga que recién empieza para mí y no tengo que apurarla, sino irla construyendo"

-Viniendo de donde venís, es posible imaginar también que otra cuestión a resolver es la escénica...

-Sí, y el disco me ayuda en eso. Porque no lo hicimos íntegramente dedicado al folklore. Al armarlo,

pensamos en qué podía ofrecer de nuevo, de diferente. Hasta ahora, la gente que lo ha escuchado me va respondiendo que la elección estuvo bien, que no me equivoqué. Obviamente, la cosa recién comienza y tengo mucho por andar.

Antes de fin de año, Natalia volverá a La Trastienda , esta vez con más público que invitados. "Sí, es cierto, en noviembre estuve casi rodeada, protegida, por los míos y por gente que ya conoce el disco. De aquí en adelante, cada show es un nuevo desafío que me va a sorprender".

- Otro desafío es plantar tu propia imagen, diferencial...

-Sí, pero eso lo vengo elaborando desde que decidí participar en el "Circo de las estrellas". Ahí la gente vio otra Natalia. Me vio sola. en algo distinto a todo lo anterior, y me apoyó con su voto telefónico hasta ganar. Ese público está y me sigue. Está también el que me viene escuchando desde chica, hace ya diez años.

- Pero además habrá otro que te compare.

-Es inevitable. Pero de a poco irá viendo quién soy, qué hago, hacia dónde voy. Nada de lo hecho hasta ahora es negativo, en ese sentido. He pisado muchos esce

narios, los más importantes del país y en el exterior. En cada recital de Sole, siempre canté más de un tema sola y eso es experiencia que he acumulado y ahora aprovecho.

- Antes de largarte sola, lo hablaste con tus maestras de canto y repertorio, con tus padres y con Soledad. ¿Recordás alguna sugerencia que te hayan hecho?

-En general, todos apoyaron este proyecto, y me dijeron que si me hacía feliz, si me sentía cómoda, que lo hiciera. Antes de arreglar lo del disco con Sony -que me lo sugirieron Afo (Verde, productor de la discográfica) y Rafa- en distintas oportunidades tuve muchas propuestas tentadoras, pero las dejé pasar porque no me parecía que era el tiempo adecuado. Estaba estudiando y no quería interrumpir la carrera. Este año la terminé, hice un postrado en Escribanía. Era una meta que yo misma me había impuesto, porque me interesa en lo profesional para un futuro, y también por mi crecimiento intelectual. En la facultad, estuve con personas distintas, con otros intereses, alejados de los que rodearon toda la vida en la música. Eso fue un aprendizaje muy valioso que necesitaba.

- Vos misma, qué te dijiste antes


Comentarios


"Tengo mucho por decir"