Tensión en la toma de Fernández Oro