Tensión, guerra de nervios y pelea por alimentos en la plaza Tahrir





EL CAIRO (AFP) – Una mujer velada golpea un farol con una piedra para alertar sobre la presencia de sospechosos en una de las calles laterales de Tahrir y de inmediato cientos de jóvenes acuden para repeler a palos un posible contraataque de los partidarios del presidente Hosni Mubarak. Era una falsa alarma: un grupo de militares intervino inmediatamente para tranquilizar a los manifestantes, e impidiendo que llegaran hasta el pequeño grupo de personas que se veía a lo lejos. Escenas similares se produjeron durante todo el jueves en Tahrir, reflejando no sólo el nerviosismo de los manifestantes un día después de la batalla campal contra los partidarios de Mubarak, sino también la estricta organización que establecieron después de echar por la noche de la plaza a sus adversarios. “No tengo la menor duda de que vamos a ganar. Es más, ya hemos ganado porque los echamos a patadas de la plaza”, se congratuló Besim, de 28 años . Ayer los opositores se habían hecho con el control de la plaza. Los manifestantes asumieron ellos mismos el control de los accesos, al montar sus propias barricadas unos 50 metros por delante de los tanques, en un evidente acto de desconfianza de los militares. Detrás de ellas, están “la municiones”: montones de piedras preparadas para replicar a un ataque enemigo. A la tarde, una treintena de manifestantes armados con palos y piedras, salen corriendo de una de las barricadas y en minutos despejan un puente cercano, donde un grupo pro Mubarak, pertrechado con navajas, impedía la entrada de alimentos. Los oficialistas están en el margen izquierdo del Nilo. Pero no estaban solos. El Ejército cerró el acceso al tráfico sobre el puente con un tanque y deja pasar con cuentagotas a los peatones. Cuando alguien llegaba con botellas de agua o alimentos, un civil que estaba con ellos la agarraba y la vaciaba en el Nilo. Pero los controles no impidieron que miles de personas llegaran hasta la plaza con agua, provisiones o medicamentos para los heridos en la batalla campal del miércoles.


Comentarios


Seguí Leyendo

Tensión, guerra de nervios y pelea por alimentos en la plaza Tahrir