Tensión por posibles choques por la minería





SAN FERNANDO DE CATAMARCA.- Asambleístas que rechazan la minería y grupos que apoyan esa industria acampaban, con una distancia de unos 150 metros, en la intersección de las rutas 40 y 60, en el puesto catamarqueño de Cerro Negro, donde hubo algunos incidentes menores como piedrazos y bombas de estruendo. La instalación de los grupos antagónicos en las rutas generó preocupación entre los pobladores del departamento de Tinogasta y de Belén, en la zona oeste de la provincia. Desde el viernes por la noche, los antimineros volvieron a las rutas para impedir el paso de vehículos que se dirigen al yacimiento de la empresa Minera La Alumbrera. Esto provocó la reacción de los grupos que defienden la minería que también se agruparon en la intersección de las rutas en el puesto caminero denominado Cerro Negro, empalme de los caminos que conducen a los departamentos de Tinogasta y Belén. Los asambleístas, llegados desde distintos puntos del país, se congregaron en ese sitio para realizar una asamblea general el próximo lunes 16. Mientras esperan la llegada de más asambleístas del resto del país montaron un campamento y pusieron en conocimiento de las autoridades policiales la modalidad de la convocatoria que en esta ocasión será bloqueo selectivo-informativo en contra de la megaminería. Darío Moreno, integrante de la Asamblea de Tinogasta, indicó a la prensa local que el bloqueo se gestó durante el encuentro realizado en Mendoza, donde resolvieron nacionalizar la protesta que se pone en marcha hoy en el oeste catamarqueño. Sin embargo, obreros de la región se congregaron frente al campamento donde se realiza el bloqueo de rutas para “defender la fuente de trabajo”. Según un comunicado publicado por diario La Unión de Catamarca los autoconvocados a favor de las mineras señalaron que iban a Cerro Negro para “defender nuestras fuentes de trabajo y el desarrollo económico de la provincia”. Las asambleas, por su parte, denunciaron que durante la noche desde ese sector arrojaron piedras contra sus vehículos e hicieron estallar petardos muy cerca de su campamento. Los manifestantes señalaron en comunicados de prensa que en su sexto día de campamento se vivía “un clima de extrema tensión” y señalaron que además de los grupos pro-minería había un despliegue de “gran cantidad de personal” de las fuerzas de seguridad. Y, denunciaron que anoche “patotas pagadas por la megaminera trasnacional” se asentaron frente al campamento “en actitud claramente provocadora, lo que se puso de manifiesto en la noche, cuando nos agredieron arrojando piedras sobre nuestros autos y haciendo explotar bombas de estruendo”. (DyN)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Tensión por posibles choques por la minería