Tenso clima entre la cúpula policial y el ministro Rodríguez

Aseguran que el jefe policial tiene el respaldo del gobernador Saiz

VIEDMA (AV)- La tensión invade la fuerza policial. En especial en las altas esferas. Las declaraciones del ministro de Gobierno, José Luis Rodriguez, cuestionando al jefe de la Policía, Víctor Cufré, pusieron a todos en alerta. Este medio habló con referentes de la institución que expresaron su malestar por la situación planteada. Algunos, en favor del jefe cuestionado y otros, muy críticos.

La cúpula policial se reunió ayer a la mañana. Y a la tarde se esperaba por la posible realización de otro cónclave en el que se oficialice una postura. Algunos de los participantes del encuentro matinal salieron luego a defender a su jefe. En primer lugar destacaron que cuando Cufré fue a la cena del balneario Las Grutas por el Día de la Policía, acompañado por Juan Carlos Aguirre -su amigo imputado y luego absuelto por el homicidio de Ana Zerdán- lo hizo frente a la mirada del ministro Rodríguez y del secretario de Seguridad, Marcial Peralta. "¿Por qué no le dijeron ahí que no correspondía?. Siendo superiores jerárquicos podrían haberlo planteado en el momento y no esperar varios días para, una vez que salió la foto en el diario, recriminar la actitud", indicaron las fuentes que pidieron que se preserve su identidad.

Cufré estuvo esa noche en una mesa, en otra el subjefe Ramón Dutra y en otra paralela, Peralta y Rodriguez. "Fueron decenas de civiles los que acompañaron a sus amigos o familiares policías y nadie pleanteó objeciones", agregaron los informantes. Otros uniformados, también de alto rango, en cambio, siguen considerando en sintonía con Rodriguez que fue un error de Cufré haber ido con Aguirre a esa fiesta.

Las averiguaciones de "Río Negro" permitieron establecer que la relación entre el jefe policial y sus inmediatos superiores -Peralta y el ministro Rodríguez- es tensa y compleja. Aunque hubo una reunión con el primero ayer a la mañana, para plantear los operativos de seguridad previstos para el Rally Dakar, para la sesión de la Legislatura del viernes y el de verano, los diálogos no están aceitados y se nota el alto grado de conflictividad.

Cufré mantiene frecuentes conversaciones con el propio gobernador. "Hay cosas que habla directamente con Saiz, y otras que tiene obligación de reportar a Rodríguez, pero cuenta con el apoyo de la máxima autoridad provincial", sostuvieron las fuentes.

La situación se complejiza aún más, al advertirse que "estos ataques" -como calificaron los informantes a las expresiones de Rodríguez- "mellan la imagen del jefe policial que debe ser como el padre de la Policía. Está costando mucho mantener el equilibrio de la institución, que es verticalista".

Por su parte, los que ven con mirada crítica la conducta de Cufré, deslizan que el jefe policial demuestra su directa relación con el gobernador y utiliza esa condición para ejercer el poder y presionar a sus subordinados.

Un cabo tenso se extiende desde la Jefatura Policial, hasta el despacho del ministro, pasando por la sede del mandatario provincial. En el medio quedan miles de efectivos policiales rionegrinos que sienten la tensión y temen que la cuerda se corte. Y para colmo nadie sabe dónde golpeará el sogazo.


Comentarios


Tenso clima entre la cúpula policial y el ministro Rodríguez