Terminal y agua, exceptuados



NEUQUEN (AN).- La Secretaría de Energía de la Nación exceptuó al servicio de abastecimiento de agua potable y a la terminal de ómnibus de la ciudad de Neuquén, de las restricciones impuestas para el consumo de energía eléctrica.

Las gestiones fueron realizadas por las autoridades municipales neuquinas luego de analizar con la distribuidora local de energía (CALF) las consecuencias de la reducción de consumo en esta capital. Estas eximiciones fueron dispuestas el lunes pero recién ayer la municipalidad y CALF tomaron conocimiento de ellas. La categoría "servicio esencial" ya inscribía al alumbrado público. El resto de las dependencias municipales están alcanzadas por la disposición nacional y se cumple "sin grandes inconvenientes", aseguró el subsecretario de Servicios Concesionados, Fernando Palladino.

Dijo que la Compañía Administradora del Mercado Eléctrico Mayorista (CAMMESA) distribuye un reporte diario de las reducciones a implementar de acuerdo a la demanda y a la generación de energía. En el caso de la municipalidad de Neuquén, el consumo diario de 160 kilovatios (kw) debe bajar a 100 en el horario de 16 a 24.

"La municipalidad pudo reducir los consumos sin grandes problemas, pues en la franja horaria de mayor demanda de electricidad no trabaja el personal administrativo", contó el funcionario a "Río Negro".

Con todo indicó que emitió una disposición a todas las dependencias comunales solicitando que "extremen las medidas para ahorrar energía eléctrica".

Acerca de la gestión realizada para evitar problemas en la distribución domiciliaria del agua potable, que resultó favorable, Palladino explicó que la documentación presentada en la secretaría de Energía pidiendo exceptuar de la medida a la terminal de colectivos, incluía el planteo efectuado por el EPAS a la cooperativa local.


Comentarios


Terminal y agua, exceptuados