Terminaron algunas obras, pero faltan muchas otras en Bariloche

Las limitaciones para el dictado de clases en la ciudad cordillerana no se terminan.Arreglaron la calefacción en el CEM 51, pero faltan terminar los talleres grandes, de manera que se mantendrán los turnos rotativos para las materias técnicas. La 16 reiniciará el lunes.





SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- La provincia concluyó la conexión de gas en el CEM 51 que permitirá calefaccionar algunas dependencias y las aulas del establecimiento, pero no se podrá normalizar el dictado de las materias técnicas hasta que se concluyan los talleres grandes.

Las autoridades educativas y la secretaría de Obras Públicas lograron solucionar los problemas edilicios más urgentes para dar respuesta a los indignados padres, docentes y alumnos de varios establecimientos, pero todavía tienen varias asignaturas pendientes por resolver. Y en algunos casos pérdida de prácticas o contenidos para los padres.

Tal es el caso del CEM 51 que a partir del lunes contará con calefacción en todas las aulas y algunos talleres chicos, pero deberá mantener el régimen de turnos rotativos en el dictado de las materias técnicas hasta la conclusión de los talleres grandes donde se instalará la maquinaria pesada.

El subdelegado local del CPE, Jorge Mazzochi, reconoció a «Río Negro» que «todavía van a tener que rotar (el dictado de clases) por un tiempo pero van a tener unos talleres de lujo». El funcionario estimó que se va a buscar alguna forma de recuperar los contenidos y horas de cátedra perdidos en consenso con los padres.

También la histórica escuela 16 recibió una solución provisoria a los problemas de calefacción que le permitirá retomar la actividad académica el próximo lunes.

Las autoridades educativas cumplieron el compromiso asumido la semana pasada -al calor de las manifestaciones realizadas por varias comunidades educativas- y repararon la vieja caldera del edificio mientras esperan la llegada del nuevo artefacto adquirido en Buenos Aires.

Mazzochi destacó la importante inversión realizada en el mantenimiento y refacción de las escuelas públicas de la ciudad y lamentó que «no luce» porque llegó tarde.

«Nosotros necesitamos independencia económica para poder anticiparnos a los problemas» sostuvo el funcionario convencido de que «hay que cambiar» el actual sistema burocrático para dar una respuesta más ágil a los problemas que surgen con cada ciclo lectivo.

Menos prometedora es la situación de la escuela 187 que continuará sin gimnasio otros diez días debido a las demoras registradas en la reparación de la instalación de gas. «Estamos bastante enojados porque el instalador se fue de viaje y no dejó a nadie de reemplazo, los trabajos recién van a comenzar el lunes», explicó Mazzochi.

Otra obra que avanza a buen ritmo pero con plazos indefinidos es la reparación -casi reconstrucción- de la escuela 343 de las 34 Hectáreas. La empresa que tiene a su cargo la construcción está próxima a terminar las aulas pero todavía le faltan importantes trabajos en las áreas de uso común.

Mientras tanto los estudiantes seguirán cursando en la escuela 284 que se encuentra bastante alejada del barrio y los obliga a trasladarse en un colectivo especial dispuesto por el CPE.


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Terminaron algunas obras, pero faltan muchas otras en Bariloche