Terminó en un desagüe





SAN CARLOS DE BARILOCHE.- Un crucero hundido, la ambulancia que no puede llegar hasta el helipuerto y ahora un camión de reparto de gaseosas atascado en un desagüe parecen confirmar los eternos problemas del puerto San Carlos. Hace años no tiene barcos turísticos, su entorno luce lleno de malezas y basura y la actividad lacustre está abandonada. La empresa que lo explota tiene una concesión municipal, pero hace dos décadas que no hay soluciones. (AB)


Comentarios

Para comentar esta nota debes tener tu acceso digital.
¡Suscribite para sumar tu opinión!

Suscribite

Logo Rio Negro
Terminó en un desagüe