Terror en Sarandí, 'Kun' y el 'Diablo' de varias cabezas

Independiente lo ganó de arriba y con una joya de Agüero



En un segundo tiempo a puro vértigo, Independiente dio vuelta la historia y marcó cuatro goles para vencer a Arsenal en Sarandí.

José María Bianco y Julio Falcioni dibujaron la táctica con el mismo compás. Ambos plantearon un 4-4-2 muy ajustado y prolijo. Sin grietas ni espacios. Ambos equipos se miraron de cerca en el mediocampo, se midieron, pero se buscaron poco.

La primera emoción vino con polémica. A los 12, Santiago Hirsig aprovechó un cabezazo defectuoso de Sergio Orteman y remató al arco, pero el tiro se desvió en el brazo de Lucas Pusineri. El árbitro Maglio interpretó que sin intención y dio corner para el local.

Dos minutos después, fue el turno de Independiente. Ortemán buscó a Agüero, rescotado sobre la izquierda. El de Independiente desbordó, clavó los frenos, pisó el área y habilitó con maestría a Pusineri, quien se encontró de cara al gol, pero el volante se llevó por delante la pelota, tropezó y terminó en el suelo.

La calma se rompió a los 41 cuando en una de los pocos avances por la izquierda, Arsenal encontró su gol: Patricio González desbordó y envió un preciso centro que Hisrsig conectó de primera, el tiro se desvió en Eduardo Domínguez e ingresó en el arco de Ustari.

El segundo tiempo comenzó movido. Con apenas dos minutos de juego, Mariano Armenteros, de cabeza, marcó el empate.

Y de cabeza llegó el segundo del 'rojo', ahora Ortemán después de un tiro libre ejecutado desde la izquierda de su ataque. Dos veces Arsenal defendió en zona una pelota parada del 'rojo' y las dos veces se olvidó de la marcar y lo pagó con goles. Y cuando iba cometer por tercera vez el mismo error, Arsenal lo transformó en contrataque y llegó al empate con el gol de Caffa.

Tres minutos después, Caggiano conectó de cabeza un centro de Orteman para el tercer gol de Independiente. A los 41, Agüero dejó su sello con un golazo. Del pie de su mejor jugador, el 'Rojo' terminó goleando y sigue vivo.

 

 


Comentarios


Terror en Sarandí, 'Kun' y el 'Diablo' de varias cabezas