Testigo de Jehová salió del estado de coma

Su padre aspira a que ahora pueda manifestar si acepta recibir sangre



BUENOS AIRES.- Pablo Albarracini, el Testigo de Jehová que recibió seis balazos en un intento de robo, salió del estado de coma y podrá decidir si recibe sangre. Albarracini quedó en medio de una guerra entre su papá y su esposa. Desesperado por salvarlo, su papá pidió a la Justicia que autorizara la transfusión de sangre –que la religión prohíbe– que ordenaron los médicos. Pero la esposa de Pablo, también Testigo de Jehová, logró impedirlo. Pablo quedó en el medio sin saberlo porque pasó dos semanas en coma farmacológico. Pero se despertó y su padre apuesta a que Pablo vuelva a hablar, revoque las directivas que él mismo firmó y acepte recibir sangre ajena, informó ayer Clarín en su edición digital. En marzo de 2008, Pablo firmó un formulario que exigen los Testigos de Jehová –una religión que prohibe “comer sangre”– para entrar a la congregación. Completó los casilleros que dicen “rechazo todos”: transfusiones, reanimación e incluso un asterisco que sugiere que, en caso de estar hospitalizado, no elija como representante a un médico ni a nadie que pudiera convencerlo de aceptar sangre. El papel tiene la firma de un escribano y es el arma que el miércoles su esposa llevó a la Clínica Bazterrica para impedir la transfusión. Aunque Jorge, su papá, cuestiona la validez de ese papel, la Justicia consideró que Pablo dejó “directivas anticipadas” que deben respetarse. “Pero la ley dice que sólo el paciente puede revocar su decisión. Por eso estamos esperando que los médicos nos autoricen a preguntárselo. Si lo hace, la voluntad que dejó por escrito queda anulada”, explicó Mariana Gallego, su abogada. Anteayer Pablo comenzó a mover los ojos ante ciertos estímulos, por eso saben que los escucha. Pablo está en terapia intensiva y sólo lo visitan los dos “soldados” de esta guerra: su esposa y su papá. En esa sala se librará la batalla: quién de los dos podrá convencerlo.


Comentarios


Testigo de Jehová salió del estado de coma