Thiem, una máquina austríaca en el Argentina Open

El austríaco repitió el título de 2016 y confirmó que es uno de los líderes de la nueva generación. Fue 6-2 y 6-4 a Bedene.

Tenis

Hay candidaturas que se transforman en una mochila pesada y muchos suelen dar un paso en falso. Con Dominic Thiem no pasó nada de eso, mostró toda su categoría, jugó en nivel muy alto y se quedó con el Argentina Open.

En 1:21 horas, el austríaco dejó en el camino al esloveno Aljaz Bedene, por un claro 6-2 y 6-4.

Thiem, máximo favorito y número 6 del planeta, repitió el título logrado en 2016 en Buenos Aires, cuando en las semifinales había sorprendido a Rafael Nadal y en la definición se impuso a Nicolás Almagro. En 2018 arrasó con sus rivales y está invicto en el torneo.

“Estoy muy feliz por esta segunda victoria en Buenos Aires”, dijo antes de la ceremonia de premiación.

El jugador austríaco no perdió un set en todo el ATP 250, que se disputó en las canchas de arcilla del Buenos Aires Lawn Tennis Club.

Así, a los 24 años, logró el noveno título de su carrera. El esloveno, 51° del ranking, estuvo muy errático en el primer set y sólo levantó su nivel en el segundo, cuando llegó a estar 4-4. Thiem no le dio oportunidades a su rival y en la tercera ocasión que tuvo ganó el partido.

El consuelo local lo aportó el dobles, porque Andrés Molteni y Horacio Zeballos, cuartos preclasificados, fueron campeones al vencer por 6-3, 5-7 y 10-3 a los colombianos Juan Sebastián Cabal y Robert Farah, máximos favoritos y defensores del título.

Un gran

presente

AP

Datos

el mejor ranking de Dominic en su carrera. Lo alcanzó el 6 de noviembre de 2017. Ahora está 6°, pero sueña con el trono.

Comentarios


Thiem, una máquina austríaca en el Argentina Open