Tibio reclamo por un basural en el Catedral

El municipio pidió que retiren los residuos que fueron denunciados por un lector del diario



#

En el basurero clandestino, por el camino a 1.200 metros a mano derecha de la ladera, se acumula todo tipo de basura y nadie hace nada para limpiarlo.

SAN CARLOS DE BARILOCHE (AB).- El municipio le “reclamó tibiamente” a la empresa CAPSA que retire un enorme montículo de desechos y chatarra acumulados en la ladera del cerro Catedral, pero luego de varios meses el basural sigue sin cambio alguno.

El empleado que brindó la información desde la delegación municipal del cerro aseguró que no existe ninguna sanción a la empresa por ese tema, sino apenas una “observación”, que posiblemente daría paso a una intervención más enérgica recién “al final de la temporada” de verano.

Con menos parsimonia reaccionó un lector de este diario, Alejandro Estevanez, quien a través de una carta de lectores, publicada el último domingo, denunció -fotos mediante- la existencia del basurero “escondidito” que ubicó “por el camino a 1.200 a mano derecha, dentro del bosque”.

El vecino aseguró que en el enorme vertedero se acumulan “residuos químicos, plásticos, lonas, PVC, lavarropas y una amplia gama de tambores de combustible y lubricantes de 200 litros, aceites vertiendo sobre las napas, latas de pintura y mucho más”.

Dijo que en pleno invierno la nieve tapa el sumidero, pero vuelve a quedar al descubierto cuando avanza la primavera y el cerro ya está cerrado a los esquiadores.

Estevanez calificó de “incompetentes” a las autoridades municipales que deberían evitar los abusos de ese tipo.

El presidente del Ente Regulador de la concesión del Catedral (Enrecat), Juan Carlos Álvarez, dijo ayer que ese organismo no tiene injerencia en el tema y que la fiscalización corresponde al municipio a través de su delegación en el cerro, cuyo titular es Oscar Cannizzaro.

El funcionario señalado no se encontraba ayer en la oficina, desde la cual otro empleado, Oscar Burgos, admitió que CAPSA tiene en el lugar su “depósito de materiales” y que ya le habían cursado una “observación” para que lo “emprolije”.

Admitió que el sitio de la polémica “se fue transformando en un basural”, donde abundan “maderas dispersas” y restos herrumbrados de medios de elevación.

Ante una nueva pregunta Burgos precisó que el pedido cordial a CAPSA para que mejore el aspecto del lugar data de comienzos del último verano.

Admitió también que “existen normativas” que habilitan al municipio para aplicar sanciones en estos casos, pero hasta hoy nadie creyó necesario aplicarlas.

El agente evaluó que si el basural no queda limpio “en esta temporada (se entiende antes de las próximas nevadas)” el municipio debería “hacer un acta más formal”.


Comentarios


Tibio reclamo por un basural en el Catedral