Tiempo de placenteros reencuentros

Este mes, Bruno Gelber. Otros que retornan son "Tomatito" y Joan Manuel Serrat.



NEUQUEN (AN).- Neuquén abrirá sus portales para recibir a la música de excelencia. Desde este mes a diciembre varios espectáculos de los mejores del planeta aterrizarán en esta capital. Para algunos, como en el caso de Serrat, Bruno Gelber y del guitarrista gitano "Tomatito", serán momentos de reencuentro, mientras que en el caso del joven pianista Horacio Lavandera serán tiempos de presentación.

El primero que andará por estos lugares, dentro de este programa para paladares "finos", será el excelso Bruno Gelber. El pianista llegará a Neuquén cinco días antes de actuar en el cine teatro Español, el sábado 27 y el domingo 28 de este mes. En esta oportunidad estará acompañado por la Orquesta Sinfónica de Neuquén, bajo la batuta de la afamada directora brasileña Ligia Amadio. Interpretarán el 5º concierto de Beethoven, "El Emperador".

Gelber es de los mejores tecladistas del globo, el 28 de febrero de este año abrió la temporada de música lírica en la Scala de Milán, que estuvo varios años en refacción. Y más reciente recibió grandes elogios de la prensa especializada al presentarse en el Colón, en compañía de la Orquesta Filarmónica y de Amadio.

El sábado 24 de septiembre al teatro Español arribará el joven Lavandera, un pianista argentino de 20 años, que ya fue aclamado en los grandes escenarios europeos. Para entender la relevancia de este muchacho premiado en la Scala de Milán hay que saber que en su itinerario de 2005 figuran Londrés, París, Viena y Madrid. Esta fue una de las novedades mayores, teniendo en cuenta que Lavandera vive y se perfecciona en la capital española. El productor local de espectáculos Pablo Celoria confirmó la novedad, y además adelantó algunas otras.

Por ejemplo, que el domingo 30 de octubre los amantes del flamenco oirán nuevamente en vivo y en directo al gitano"Tomatito", después de muchos años de ausencia.

Ese que alguna vez bajó del universo de los talentoso para maravillar aquí junto a uno de sus ídolos, el enorme guitarrista Luis Salinas. Recital del que también participó el peruano Lucho González.

Alguna vez, el español dijo que Salinas fue su musa inspiradora, y confesó ser un enamorado de su arte, que fue el argentino quien le enseñó que "la música es algo más que una expresión, que es una forma de desarrollarse artística y personalmente".

Y para continuar en la misma "sintonía", el espectáculo que le colocará el broche de brillantes al 2005: otro que retorna y se reencuentra con el público neuquino es Joan Manuel Serrat -en el Ruca Che-, el mítico cantautor catalán que logró superar un difícil trance -un cáncer que lo alejó de los escenarios por largo tiempo-, y que en la actualidad brinda recitales en varios puntos de España, y recibe homenajes en diversos lugares.


Comentarios


Tiempo de placenteros reencuentros