Tienen frondosos prontuarios y los consideran "peligrosos"

ROCA (AR).- Ceferino Gastón Gaetti y Juan Octavio Godoy son dos delincuentes considerados "pesados" y "violentos" por la Policía.

Ambos se fugaron antenoche tras amenazar y golpear con facas a dos celadores, a quienes utilizaron de "escudos humanos" para exigir a los guardias que abran la reja central y llegar al portón principal de la cárcel para ganar la calle.

Todo les salió como seguramente lo habían planeado. Incluso contaron con la aparente complicidad de una tercera persona que los habría esperado en un auto.

Los dos tienen un importante prontuario y fueron catalogados como delincuentes que no ahorran violencia en caso de ser necesaria.

Gaetti supo moverse por varias provincias argentinas. En la capital cordobesa fue condenado por la Cámara Décima del Crimen a 23 años de prisión. Pero además tiene otras sentencias en su contra que no fueron unificadas, como los tres años y cuatro meses que recibió del Tribunal Oral Federal de Neuquén, y los ocho años a los que fue condenado por el Tribunal de Todos los Fueros de Zapala. En este juicio, el propio fiscal denunció que se había sentido intimidado por Gaetti, cuando éste lo miró fijo y se pasó el dedo por debajo de la garganta, en clara actitud de matar.

Está acusado del robo a un estudio contable y a la sucursal de Camuzzi de Cutral Co.

Gaetti se había fugado de la cárcel de Roca el 13 de agosto pasado.

Juan Octavio Godoy tampoco se queda atrás, aunque no suma tantos años de prisión. La Cámara Tercera del Crimen de Roca lo había condenado a ocho años de cárcel, pena que finalizaba el 16 de enero de 2013.

En la Cámara Primera de Cipolletti tiene una causa por robo calificado, además de un procesamiento con prisión preventiva.

En el juzgado 10 de Roca tiene una causa por evasión con prisión preventiva, además de otras dos causas que se tramitan en el Juzgado Correccional Nº2 de Neuquén.

En sólo dos años, Godoy registra cuatro fugas de la alcaidía roquense. Dos de ellas ocurrieron en 2006 y las restantes este año.

Uno de los hechos protagonizados por Godoy, fue cuando en un camino vecinal de Cinco Saltos -de donde es oriundo- vio que venía una pareja en moto y fingió estar muerto. Cuando los motociclistas pararon para ver qué pasaba, los redujo y les robó el rodado.

La Policía fue alertada por el hecho, y descubrió a Godoy cuando llegaba a Ferri. Al ver a los uniformados, el delincuente trató de cubrir su fuga a los tiros. Finalmente se metió en la casa de una mujer a la que no conocía, y fue detenido debajo de una cama.


Comentarios


Tienen frondosos prontuarios y los consideran «peligrosos»